Ideas para los que no quieren cocinar en Navidad

Estamos a pocos días de Navidad y si no tenéis claro que queráis cocinar os dejamos unas ideas para buscar alternativas.

La Navidad es un caos de época. Me explico, para el que le toca cocinar para toda la familia se vuelve loco o loca durante semanas pensando en lo que cocinar, en cómo cocinarlo, en cuándo cocinarlo y para que después llegue toda la tropa o falte gente y sobre comida o vengan más de los que pensabas y falte comida. En fin, un caos como os decía. Aunque la peor parte son los dos o tres días que te tiras cocinando casi sin descanso y buscando sitio en la cocina para poder guardar toda la comida que has ido haciendo.

Con este fin os queremos dar algunas ideas para los que este año han decidido que no quieren cocinar y someterse a la tortura navideña de todos los años.

Navidad es cosa de todos

aperitivosnavidad660x550-1.jpg

Ese es el lema que debe imperar en tu cocina esta Navidad. Una cosa es poner la casa, con todo lo que eso significa, y otra es tener que esclavizarte durante dos días para que todo el mundo mientras charle, jueguen, canten, etc, etc. Este año hay que cambiar las tornas, vamos a realizar un menú navideño entre todos los invitados.

Esa debe ser la clave, la participación de todos en la elaboración de la cena. A tal efecto ponemos la casa planificaremos lo que los invitados deben traer para colaborar. Las partes del menú deben ser claras y previstas con tiempo:

Bebida. Siempre dependerá del menú pero más o menos habrá que preveer refrescos, vino tinto y blanco y cava o champagne. Si sois muchos se pueden encargar dos de los invitados en llevar toda la bebida.

Platos, vasos, cubiertos. Es otro de los engorros de la Navidad, tener que disponer de platos, vasos, copas y cubiertos para todos. Así que una alternativa puede ser buscar desechables que sean de buena calidad y bonitos. También puede encargarse otro de los invitados de traerlos.

La comida. Creo de las mejores navidades que he pasado ha sido cuando cada uno ha traído uno de los platos. El principal, por aquello que debe hacerse en el momento lo hacíamos en casa pero aperitivos, entrantes, guarniciones y los postres y dulces navideños. No es solo la mejor forma de hacerlo si no que además es divertido y cada uno aporta algo, lo más le gusta hacer.

Restaurantes, caterings, y platos preparados y precocinados

Después está la opción, por supuesto, de no cocinar nada o casi nada. Esto eso, encargar la comida a restaurantes o caterings. Hay muchos caterings que incluso, depende del presupuesto que estés dispuesto o dispuesta a gastar, se ocupan de cocinar en tu casa con tus utensilios o bien llevarlo ya hecho o cocinar con los suyos. Así mismo pueden dejarte las cosas preparadas para que tu las sirvas o pueden llevar servicio para que os sirvan la cena como si estuvieseis en un restaurante.

Más opciones cuando no quieres cocinar es ir a restaurantes. La verdad que en estos casos casi la mejor opción son los hoteles de cierta categoría, aunque seguramente en la zona donde vivís hay restaurantes preparados con menús navideños para cada día de celebración.

Por último podéis optar por comprar platos preparados y precocinados. Pars este extremo hay tanto restaurantes que os los pueden preparar como opciones por Internet. Por ejemplo la empresa Cascajares y Antonio de Miguel que tienen los tradicionales platos de esta época: capones rellenos, pulardas, cochinillo asado, aperitivos, costillares, etc. En la mayoría de los casos solo se trata de descongelar y en otros conlleva una regeneración muy básica que suele consistir en calentar y después solo cortar y servir.