Detectan nicotina en agua embotellada

Investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos I (Madrid, España) descubren trazas de nicotina en cinco, de diez, marcas de agua mineral embotellada.

Noticia de las últimas horas en España, y lo malo que no dicen qué marcas son las que tienen trazas de nicotina en el agua mineral embotellada. Un grupo de investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) se propuso analizar diez botellas de diez marcas de agua mineral diferentes para ver si su composición era lo que indicaban los envases.

La sorpresa fue que la mitad de las botellas, por lo tanto la mitad de las marcas, contenían trazas de nicotina, dentro de un análisis de 58 componentes farmacéuticos diferentes. La concentración es muy pequeña, de entre 7 y 15 nanogramos por litro (ng/L). Lo que parece que no tendría que tener efectos negativos inmediatos en la salud de las personas.

Las botellas fueron compradas en supermercados en Madrid y Toledo y enviadas a laboratorio dentro de las siguientes 24 horas y parece que la fuente de esa “contaminación” podría ser ajena a las empresas embotelladoras. Aún así la duda está sembrada y tendremos que esperar que avancen en la investigación y que tal vez puedan ir eliminando sospechas sobre la manipulación o incluso sobre el transporte de las mismas para delucidar donde se encuentra exactamente el origen de la presencia de la nicotina en el agua.

Los investigadores han indicado que deberían hacerse estudios sobre un consumo crónico de estas cantidades nicotina en población vulnerable, como son bebés, mujeres embarazadas, ancianos, etc., con los que se pueda esclarecer si existe un perjuicio sobre la salud o no.

El aumento del consumo de agua mineral en todo el mundo, en particular en España, hace que sea conveniente establecer mecanismos de control más eficientes sobre el agua mineral embotellada, así como de una regulación sobre los acuíferos, tanto para evitar su contaminación como para establecer límites de qué productos farmacéuticos se pueden encontrar en la misma y en qué cantidades.

La nicotina, por ejemplo, es un compuesto que es resistente a los mecanismos actuales de depuración por lo que su presencia podría estar en la contaminación directa de los acuíferos. Debido a este y otros motivos se están establecimiento normativas a nivel europeo que establezcan una monitorización de contaminantes emergentes que años atrás no existían y que con el paso de los años están apareciendo y sería muy importante que se estableciesen como obligatorios dentro de los análisis de calidad de agua embotellada.

Es un tema muy importante, precisamente por el reconocimiento social que existe hacia la calidad “indiscutible” del agua mineral embotellada.