Tokio: Protestan 100.000 personas contra energía nuclear

Bajo la lluvia y en la noche de ayer, los ciudadanos japoneses se manifestaron para exigir el fin de esta fuente de energía por su alta inseguridad.

Hay muchos que conscientes de los desechos nucleares, la amenaza de fuga radiactiva e incluso la declaración de la UE confirmando que las centrales nucleares no son seguras, mantienen la idea de que es la mejor manera de conseguir energía para que siga aumentado la producción, ya sea extrayendo recursos naturales como faenando y manufacturando insumos en un mercado de creciente oferta y demanda.

Fukushima es el más reciente de los desastres nucleares, acontecidos a causa de un fuerte terremoto en Japón. A un año y medio del accidente la Compañía Eléctrica de Tokio ha indicado que los niveles de radiactividad en algunos puntos son mortales con tan sólo 40 minutos de exposición. Se conoció, además que las mariposas sufren mutaciones en alas y ojos por radiación nuclear con una incidencia que aumenta proporcional a las generaciones que se suceden. Fue solo el 12% de las larvas de mariposa expuestas a la radiación en 2011 las que tuvieron estas malformaciones, mientras que el 18% de la segunda generación sufrió las mismas consecuencias. De la tercera el 38% tuvo anomalías y 52% de la cuarta, seis meses después del desastre nuclear, manifestó este evidente deterioro.

Como costo social y medio ambiental de este desastre, también se cuenta el estrés que viven los animales domésticos abandonados en esta zona, los que tienen una alta radiación según las muestras de  la prefectura de Fukushima que los ha recibido con una connotación principalmente científica y la contaminación de los recursos del mar que era una actividad económica de modestas personas.

Todas estas razones hicieron salir a la calle en la tarde de ayer a unos 100 mil habitantes de Tokio que urgen respetar la medida de cierre de las 54 plantas nucleares de Japón que ante la crisis energética y lo contaminante que es abrir termoeléctricas, optaron por reabrirlas para abastecerse sin inconvenientes.

Pero las garantías no están dadas o le son insuficientes a los nipones que han debido sufrir a causa de la radiación desde el doloroso episodio bélico de las bombas en Hiroshima y Nagasaki. “No necesitamos energía nuclear!” corearon las personas que se habían reunido simultáneamente en nueve lugares en la sede del gobierno, incluso frente a la oficina del primer ministro.

La gente está muy preocupada y se manifiesta a pesar de las inclemencias del clima. Su vida nuevamente corre gravísimo peligro, ya que aún en este terreno existen pruebas fehacientes de que no hay suficientes garantías.

Fuente: 100,000 protest against nuclear power in central Tokyo (The Mainichi)