Lifestyle

Súper leche de almendras invernal

Nuestra colaboradora, Antonia Cafati, del blog Brotes y Raíces, nos enseña cómo preparar una rica y espesa leche de almendras, una receta vegana, ideal para quienes tienen alergia a la leche de vaca, intolerancia a la lactosa o simplemente quienes quieran probar algo nuevo.

Las leches o bebidas vegetales son una excelente opción para reemplazar la leche de vaca ya sea para cocinar o beber día a día.

La base de estas leches son:

  1. Frutos secos: Almendras, nueces, pecanas, castañas…
  1. Semillas: Sésamo, maravilla, linaza…
  1. Legumbres: Soya
  1. Cereales integrales: Arroz, quínoa, avena…

 

Podemos combinar cereales, semillas y frutos secos, endulzarlas con miel, stevia, fruta seca o fresca, agregar cacao, hierbas aromáticas, ralladura de limón… Con un poquito de creatividad, podemos hacer un sinfín de deliciosas y nutritivas bebidas vegetales!

Hacer leches vegetales es muy sencillo. Necesitamos agua de buena calidad, en algunos casos fuego para las leches que son cocidas, un colador de tela (visillo o cualquier tela de trama fina) y una buena licuadora.

Hoy les dejaré una exquisita receta con leche de almendras crudas: poderosa, dulce y cremosa, se puede tomar fría o calentita, especial para los días fríos. Espero que les guste.

Ingredientes para dos vasos:

  1. 2 vasos de agua purificada o mineral
  1. 24 Almendras hidratadas (*)
  1. 2 Cucharaditas de coco rallado
  1. 1/2 Cucharadita de canela en polvo
  1. 1 Cucharadita de cacao 100 % en polvo (amargo y ¡sin azúcar!)
  1. 1 Cucharadita de semillas de sésamo
  1. 8 Dátiles pequeños

Preparación:

Poner en la licuadora el agua, almendras y coco rallado hasta que las almendras se hayan desintegrado totalmente. Pasar el líquido por un colador de tela a un recipiente, apretando intensamente la fibra y así exprimir todo el líquido.

Volver a meter el líquido en la licuadora junto con la canela, el cacao, las semillas de sésamo y los dátiles. Los dátiles son para endulzar la bebida, pero si no tienen pueden usar pasas, stevia o miel de abejas.

* Para hidratar las almendras simplemente las dejamos en un recipiente cubiertas con agua entre dos y ocho horas, luego botamos el agua de remojo y las dejamos escurrir en un colador.

Tags

Lo Último


Te recomendamos