El perfil del [email protected] amateur

Lee la columna de nuestra nueva colaboradora Magdalena Rojas, del blog Magdalena Cocina, y descubre si eres o no un [email protected] amateur.

Hola, soy Magdalena y me auto denominé cocinera amateur. En pos de una encontrar una comunidad afín me he encomendado en la misión de hacer del término un concepto.

¿Qué signfica ser [email protected] amtaeur? Aahhh, pues bien… el [email protected] amateur es un sujeto moderno, estiloso, genial. Más objetivamente hablando, el [email protected] amateur es alguien que cocina, pero que no estudió Gastronomía. Puede ser que haya tomado uno que otro cursillo, por ahí y por allá, pero no tiene el cartón acreditando que es un cocinero profesional. Porque no lo es. Porque es amateur.

Quizás sea una dueña de casa, un ingeniero, una secretaria, un enfermero, un estudiante, un músico, lo que sea. No estudió cocina y tampoco vive de la cocina, lo que me lleva a su característica esencial: el [email protected] amateur cocina porque le gusta cocinar, porque siente genuino placer cuando mete sus manos en la masa, cuando bate claras a nieve, cuando saca la carne del horno. El [email protected] amateur cocina porque lo quiere, porque lo llena. Y eso, esa singularidad revela su verdadero ethos: el [email protected] amateur es un epicúreo, es un vividor, es un amante de la buena vida. El [email protected] amateur es alguien que evolucionó de la primitiva idea de que se come exclusivamente para ingresar calorías y nutrientes a nuestro cuerpo y arribó a la noción de que comer puede ser una experiencia sumamente deleitosa.

Conceptualizado el término, quiero que la gente se identifique a sí misma con él. Quiero que la gente identifique a otros como [email protected] amateur. Quiero que en las cenas los comensales murmuren “Aaahh… es un [email protected] amateur. ¡Qué maravilla!”. Con esa finalidad, procedo a continuación a entregar ciertos rasgos comunes del [email protected] amateur:

  • El [email protected] amateur tiene implementos en su cocina que el resto de los mortales no conocen o se sorprenden con. Llámese termómetro de azúcar, balanza electrónica o soplete.
  • La biblioteca del [email protected] amateur tiene una sección dedicada exclusivamente a libros de cocina.
  • Cuando el [email protected] amateur lee una revista lo primero que revisa es la parte de las recetas.
  • Cuando el [email protected] amateur prueba un restaurante nuevo analiza críticamente cada plato. Incluido el picoteo de la casa. El cocinero amateur tiene sueños eróticos con una KitchenAid. Y si es un cocinero amateur pudiente, ya tiene una Kitchenaid.
  • El freezer del cocinero amateur está lleno de recetas a medio hacer o insumos para recetas futuras (masa de galletas congeladas, caldo para hacer rissotos, etc.).
  • Cuando el [email protected] amateur va al supermercado se queda mirando con curiosidad ingredientes nuevos.
  • Tras períodos de stress, es común encontrar al [email protected] amateur liberando tensiones mediante la preparación de brownies, el amasado de masa de pizza o la confección de una mermelada.
  • El [email protected] amateur disfruta las comidas tanto como el cinéfilo disfruta el cine, y el ninfómano disfruta el sexo.
  • El [email protected] amateur ama probar comidas nuevas y es bastante analítico en el proceso de degustación.


Así que si Ud., lector, presenta algunas de estas características, ¡felicitaciones!: es un [email protected] amateur. Está muy IN. Y espero que siga leyendo mis columnas, ya que Ud. y yo somos hermanos.