Chile: El Bar Liguria cumple hoy 22 años

Y qué mejor para celebrar que recordar cinco platos clásicos de este ya tradicional reducto santiaguino.

Fue un viernes como hoy, pero de 1990, cuando se abrió el primer local del Bar Liguria en la Avenida 11 de Septiembre, a pocos metros de la esquina donde nacen Tobalaba y Apoquindo. Ahí, prácticamente abajo de la desaparecida Radio Minería, lo primero que se vendió fue un té. Sí, leyó bien, un té. Pero bueno, después de eso vinieron los clásicos jarros de borgoña, los schops, las piscolas y los sándwiches de lengua y las pichangas. Es decir, la cosa prendió. Y mucho.

Luego vino el local de Avenida Providencia, justo a la salida del Metro Manuel Montt, el que rápidamente se convirtió en el Liguria más famoso de todos, algo así como la casa matriz. También se aventuraron con locales en Las Condes (Cantagallo) y Viña del Mar, y con otros que siguen hasta el día de hoy como los de Pedro de Valdivia y  Luis Thayer Ojeda, que reemplazó al local inicial de 11 de septiembre. Además, ya se sabe que el próximo año estará listo un cuarto Bar Liguria, esta vez en pleno Barrio Lastarria, donde antes estaba ubicado el Insitituto Chileno-Francés de Cultura.

Y para homenajear al Bar Liguria en su cumpleaños número 22, aquí les dejamos con una lista de cinco platos clásicos de su cocina, los que siempre vale la pena volver a pedir y disfrutar.

Sándwich de Pescado

Un clásico de las caletas de varios puntos de Chile que el Bar Liguria trajo a Santiago. Se trata de un sándwich (en marraqueta) con merluza frita, tomate, cebolla, ají verde y mayonesa. Realmente bueno.

Mechada a la Italiana

Esta preparación mezcla la tradicional carne mechada (en este caso mechada con zanahoria, ajo y pimiento), pero cocinada lentamente en una salsa de tomates con verduras. ¿El resultado? Una carne tierna y jugosa, bien impregnada con el sabor de la salsa. Se suele servir con tallarines, ñoquis o alguna otra pasta. Si se le pone un buen vino tinto al lado, el glorioso resultado está garantizado.

Mejillas de Merluza al Pil Pil

Este es un plato que si bien no está en la carta del Bar Liguria desde sus inicios, rápidamente se hizo de una merecida fama y un montón de fanáticos. Se trata de mejillas de merluza cocinadas a la manera tradicional del Pil Pil. Es decir, en aceite de oliva con ajo, ají cacho de cabra y vino blanco. Si aún no las han probado, ya es tiempo que lo hagan. No se arrepentirán.

Plateada al Horno

Otro clásico de este lugar y carta segura de día o de noche, al plato o incluso en sándwich. Se cocina lentamente en el horno, por varias horas, con -básicamente- sal, vino blanco y perejil. Y paciencia, claro. Con puré picante y una ensalada chilena son casi mejor postal que una foto de la Cordillera de Los Andes.

Pollo al Pil Pil

Es tal vez uno de los más recordados platos del Bar Liguria, y desde hace ya muchos años. Ideal para compartir o para -sobre todo en la noches- remediar en algo los efectos de los sucesivos brindis que se dan en el bar, servido en librillo de greda y con panera al lado. Altamente recomendable, como para seguir la fiesta.