Lifestyle

Crisis de los recursos naturales en el marco de la ley

“Bajo la norma” se reproducen las desigualdades y la contaminación sin ningún tipo de cortapisa más que la que emana del clamor ciudadano.

Las leyes muchas veces violan el derecho. Lo hemos visto en varias ocasiones recientemente, por lo cual distintos actores sociales se han pronunciado para manifestar su repudio y explicar con sus propias palabras los alcances en su vida cotidiana. La privatización de los recursos naturales es la principal preocupación de los que siendo soberanos de una nación ven arrebatada su fuente de sustento y no solo eso, sino que la sobreexplotación de corporaciones que no consideran el impacto en los ecosistemas ni en la salud de las personas con un criterio económico del “todo vale”, arrebatando también su calidad de vida.

Minerales, agua, extensiones de territorio indígena, cuencas de ríos, napas subterráneas, y por supuesto los 4 mil kilómetros de costa, son botín codiciado por los mismos grupos de poder que se han perpetuado por medio de la legislación vigente. “Bajo la norma” o en el “marco legal” reproducen las desigualdades y la contaminación sin ningún tipo de cortapisa más que la que emana del clamor ciudadano.

La nueva ley de pesca, o “Longueira” entrará en vigencia el 1 de enero del 2013 y continuará validando a depredadores marítimos es por eso que los “hombres de mar” se mantienen movilizados de norte a sur ya que la privatización del mar chileno continuará su proceso expansivo, generando una crisis alimentaria de la cual no será fácil salir.

Así lo explican dirigentes de distintas asociaciones de caletas de pescadores que alzan la voz para manifestar su dramático estado en una clara conferencia de prensa que intenta informar y sensibilizar a todos quienes siendo compatriotas no ven el beneficio de estar suscrito a un Estado-Nación que no defiende a sus ciudadanos, sino más bien lo contrario en nombre del manoseado “progreso”.

Debemos reflexionar sobre los postulados que direccionan las políticas públicas hacia un tan trasparente como obsceno afán por la depredación de los recursos naturales, sin que por ello se generen empleos de calidad, sin subcontrato y salario de hambre, con muy bajos impuestos por extracción y estudios de impacto ambiental que según el propio Subsecretario de Medio Ambiente corresponden a un mediocre “copy-paste” evadiendo así información sobre el verdadero deterioro que causará su ejecución.

En la medida que tomemos conciencia que éste es el tema central en el desequilibrio no solo de la sociedad humana sino del mismo planeta, podremos tomar las riendas del futuro para comenzar a colorearlo con una mirada verde, abierta a la sostenibilidad y la justicia real, no estratificada, que tanto necesitamos para vivir en armonía.

Link: ¡Por Fin! Se aprobó la ley que crea los Tribunales Ambientales en Chile

 

 

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos