Purificador de aire alimentado con algas mantiene el ambiente fresco y limpio

En un mundo cada vez más contaminado, Chlorella, un purificador de aire con forma de cápsula, es el prototipo que podría ofrecer en un futuro un oasis de aire fresco entre tanta polución.

En un mundo cada vez más contaminado, Chlorella, un purificador de aire con forma de cápsula, es el prototipo que podría ofrecer en un futuro un oasis de aire fresco entre tanta polución.

Estas cápsulas, que se potencian con algas, son el diseño de Adam Miklosi y utilizan el proceso de fotosíntesis y la terapia de oxígeno para filtrar la contaminación del aire urbano. Una serie de fotobiorreactores, consistentes en una red de tubos de plástico transparentes, son el núcleo central de este diseño. En el interior de los tubos de plástico, cinco centímetros cúbicos de algas se encuentran apisonadas.

Sillas instaladas en un carril de deslizamiento interior rodean una “fuente de algas” ubicada al centro de la cápsula, lo que crea un entorno tranquilo donde relajarse y, literalmente, tomar un respiro.

24-8.jpg

32-8.jpg

4-32.jpg
Fuente: Algae-Powered Pods Provide Fresh Air in an Otherwise Polluted Environment (Gizmodo)