Receta de pan hindú o pan naan

Un pan muy sencillo de preparar para nuestras comidas con un toque de oriente. Aunque es un pan tan rico y tierno que queda bien en cualquier comida.

Esta semana os traigo de nuevo un pan, pero en esta ocasión es una receta de pan hindú que se llama, en concreto, Pan Naam. Es un pan que se consume no solo en India si no también en los países limítrofes con esta. Hay quien confunde este pan con el chapati, también de origen hindú, pero no tienen mucho que ver.

El chapati es un tipo de pan redondo, el naam es alargado, y además el chapati se cocina en una placa llamada tava. El Naam se cuece de forma tradicional en los tandoor que son una especie de horno cilíndrico de carbón vegetal. Además, es un pan que no debe llevar levadura, aunque para facilitar su elaboración y cocción le añadimos un poco.

Ingredientes

  • 150 ml de agua templada
  • 5 g levadura seca de panadería
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 300 g harina de fuerza – para hacer pan –
  • 1 cucharadita de sal
  • 50 g de ghee (mantequilla clarificada) más un poco para pintar los panes
  • 75 g de yogur griego (puede ser natural normal también)
  • 2 cucharaditas de semillas de cebolla (kalonji)

Cómo hacer pan hindú en casa

Empezamos mezclando todos los ingredientes menos las semillas de cebolla. Como siempre, las masas de pan es mejor empezar mezclando con una cuchara. Dejamos reposar unos 20 minutos y después amasamos. De esta forma será más fácil. Tenemos que conseguir una masa que no se pegue a las manos y eso solo se consiguen amasando durante 5-10 minutos, no hará falta añadir más harina. Si la masa se sigue pegando después de 10 minutos, lo mejor es que la dejéis reposar y volváis a amasar pasados unos 15 minutos.

pannaam2660x438.jpg

Después dividimos la masa en 6 porciones y la aplastamos dándole forma alargada. Humedecemos con un poco de agua (humedecer no mojar) y ponemos unas semillas de kalonji por encima, unas 7-9 semillas como mucho, tampoco hace falta muchas.

pannaam3660x438.jpg

Terminamos horneando a unos 200 ºC hasta que el pan resulte ligeramente dorado.

Consejos y sugerencias

pannaam4660x438.jpg

La verdad que la receta de Pan Naam nos permite poder ser muy originales porque al igual que le he puesto semillas de cebolla le podemos añadir comino, anís, u otras muchas y diferentes recetas. Por ejemplo, al sacarlo del horno podríamos untarlo con un aceite de ajo lo que le daría un toque espectacular. O incluso podemos utilizarlo como base para ensaladas.