Los vinos argentinos ya tienen una oficina en China

Con la promoción de sus vinos in situ, los argentinos esperan convertirse en tres años en el quinto país exportador de vinos hacia ese país asiático.

Argentina, el quinto elaborador mundial de vinos y el noveno exportador a nivel global, tiene un nuevo objetivo en la mira: conquistar el mercado de vinos chino. Por eso, la asociación Vinos Argentina acaban de inaugurar una oficina de promoción en Beijing, con la meta de ser de aquí a tres años el quinto país exportador de vinos hacia China.

Y es que el interés de los chinos por el vino se ha disparado en los últimos años, aunque aún la mayoría son primerizos en la materia, buscando vinos jóvenes y frutados. Las cifras corroboran este aumento en el consumo, “en solo dos años han pasado de la posición veinte a la novena en el ránking de consumidores de vino del mundo”, según lo que dijo a Efe el representante de la oficina de Vinos Argentina en China, Antonio Mompó.

La enóloga y ex presidenta de la Asociación Vinos Argentina, Susana Balbo, confía en que sus vinos conquistarán a los consumidores y operadores del gigante asiático y destacó el buen recibimiento que han tenido las cepas argentinas en este mercado, “hemos tenido una aceptación muy buena, podemos decir que los chinos aprecian el paladar argentino porque es suave y equilibrado y combina con todas sus comidas”.

Esta es la tercera oficina de Vinos de Argentina en el mundo, después de Estados Unidos e Inglaterra.

Fuente: EFE

peterparksafp.jpg

PETER PARKS / AFP