Hermosa compatibilidad: Las flores ayudan a las abejas a beber su néctar

Mediante un sistema celular similar al velcro las flores le permiten a las abejas “no salir volando” con el viento.

Las abejas se unen a las flores mediante un sistema celular similar al velcro, que les permite “no salir volando” con el viento.

Los expertos descubrieron células especializadas en la superficie de los pétalos de algunas de las flores más populares de Gran Bretaña, como son las rosas, petunias y amapolas. Los científicos encontraron en los pétalos unas células cónicas que ayudan a las abejas a agarrarse a la flor, lo que les permite recoger el néctar, incluso con fuertes vientos.

Estas células cónicas -que pueden tener forma de cono o pirámide- se encuentran en la epidermis de los pétalos de las flores y actúan como pequeñas lentes que acentúan el color de algunos de los pétalos (en comparación con aquellos que no las poseen).

La Dra. Beverly Glober, de la Universidad de Cambridge, lideró un equipo de científicos tanto de Cambridge como de la Universidad de Bristol. El equipo había descubierto con anterioridad que las abejas prefieren las flores boca de dragón con células cónicas a aquellas que no las poseen, ya que les ayudan en el agarre a la flor.

Las células cónicas son por lo general de un cincuentavo de milímetro de ancho y se encuentran presentes en el 80% de las flores con pétalos.

Al actuar como pequeñas lentes concentran luz dentro de la célula, la cual puede ser absorbida por los pigmentos químicos al interior de la flor. Esto hace que las células cónicas parezcan más oscuras.

La Dra. Glover y su equipo tomaron dos tipos de petunia -una con células cónicas y una línea mutante con células planas- y dejaron a un grupo de abejorros interactuar con ambas flores. Las abejas prefirieron al instante las flores con células cónicas.

Una vez que las abejas escogieron una flor, se comenzó a agitar la caja que contenía las petunias, simulando así distintas velocidades de viento. A mayor velocidad, las abejas aumentaban su preferencia por las flores con células cónicas.

La investigación sobre la preferencia de los polarizadores para flores con mejor agarre se publicó en la revista Functional Ecology.

Fuente: How flowers solved bees’ sticky problem (Thisissomerset.co.uk)