Tres datos para hacer un asado a la parrilla viendo el fútbol

Tiempo de cocción, tipos de cortes a utilizar y la logística de dónde ubicar la parrilla y el televisor. Toma nota.

No queremos meternos en esta eterna discusión acerca de si el fútbol se puede ver o no comiendo unas ricas carnes a la parrilla. Esto porque sabemos que existe un buen número de hinchas de este deporte que prefiere ver el partido y luego instalarse en la parrilla, pero también otro interesante porcentaje de futboleros que gustan de preparar y comer un asado mientras ven el fútbol. Y bueno, como este es un sitio de comida, trataremos de ayudar al segundo grupo, al que le gusta mezclar parrilla y fútbol al mismo tiempo.

Por esta razón, a continuación te dejamos tres consejos básicos a tener en cuenta si quieres parrillar y ver el fútbol sin descuidar ninguno de estas dos nobles ocupaciones.

-El Tiempo: Si usas carbón, debes considerar por lo menos una media hora antes que puedas poner la carne en la parrilla. Si tienes parrilla a gas, con quince minutos basta. Ahora, si usas leña, hay que calcular por lo bajo una hora. Y si tienes parrilla eléctrica (cosa que no recomendamos) puedes esperar unos cinco minutos y lanzarte.

-Los cortes: Procura disponer de cortes de carne gruesos (que requieren mayor tiempo de cocción) para que se hagan lentamente mientras transcurre el partido. Aunque atención, con parrilla eléctrica las piezas gruesas de carnes tienen a quemarse por fuera y quedar crudas en su interior. Pero también recuerda tener piezas pequeñas y embutidos –que se hacen en media hora como máximo- para ir sacando y comiendo mientras ven el fútbol.

-La logística: Ya que el motivo del asado es ver el fútbol, hay que tener muy en cuenta esto y disponer tanto de la parrilla como de las mesas de tal manera que tanto comensales como el maestro parrillero vean muy bien la tele y así no se pierdan nada del partido. Lo mismo con las provisiones (carnes, embutidos, ensaladas, digestivos, etc.), hay que calcular muy bien antes del asado lo que se necesitará, porque tener que salir a comprar en medio de un asado –con fútbol- es doblemente triste.