Lifestyle

Cambia tu vida con un huerto en tu balcón

Aquí te presentamos una guía corta y práctica que entrega muchas ideas para que comiences a elaborar tu Balcón comestible.

Cuidar las plantas es una de las mejores terapias para el estrés, además se pueden cultivar alimentos en el propio hogar, con un sabor único y sin preservantes ni aditivos. Si la persona que quiere cultivar no tiene un gran patio ¡no importa! porque existen muchas técnicas para plantar en espacios tan reducidos como un balcón.

Si decides cultivar en tu terraza o balcón estarás ayudando al planeta, la biodiversidad y a ti mismo. ¿Quieres hacerlo pero no sabes cómo? Fácil, en Internet esta todo el apoyo que necesitas para que con materiales caseros y sin mucho dinero hagas un espectacular huerto. La recomendación es empezar poco a poco, con pequeños cultivos de una o dos especies, una vez que te acostumbre verás lo fácil y relajante que es y estarás listo(a) para tener más variedades que sean más compleja, lo mejor será cosechar alimento de tu propia huerta, fruto de tu cuidado, dedicación y cariño.

Aquí presentamos una guía corta y practica, ilustrada y maqueteada por la empresa de diseño española, “Estudio Mariscal” , que entrega muchas ideas simples para que investigues y comiences a trabajar tu “Balcón comestible”.

Ajos, pimentones, menta, cebollines, manzanilla, cibulette, etc. Son solo algunos de los alimentos que podrías sacar cada mañana desde tu propia ventana. Para esto solo necesitas conseguir algunas semillas, un saco de tierra fértil y un lugar que reciba luz del sol por lo menos 6 horas al día. Si tienes talento para el diseño trasformarás tu huerto en la parte más hermosa, verde y colorida de la casa, con materiales tan simples como bidones, maceteros y tiras de cañamo para tus cultivos colgantes.

Atrévete a tener tu huerto, hermosea tu casa, relájate, comparte con la pachamama, aliméntate sano, ahorra el dinero que gastas en frutas, hierbas y verduras, comparte con la naturaleza. Haz todo esto solo con agua, tierra, sol y algunas semillas. No te arrepentirás.

Fuente: El balcón comestible (Terra.org) 

Tags

Lo Último


Te recomendamos