logo
¿Una locura? 8 consejos para calentar tu casa sin recurrir a calefacción
Lifestyle 16/05/2012

¿Una locura? 8 consejos para calentar tu casa sin recurrir a calefacción

Puedes prescindir completamente de estufas a leña, a gas, a parafina y eléctrica, pero sabemos que es complicado. Sigue estos datos y asegúrate de reducir tu huella de carbono y aumentar la eficiencia energética.

Por : Karen Hermosilla

Cuando estamos congelados somos capaces de quemar todo los libros de la casa dentro del tarro de basura. Una aberración por donde se le mire. Pero prender una estufa que no cumple con los estándares medio ambientales, o utilizar leña no certificada, o peor aun, nativa, podría ser tan aberrante como la primera imagen descrita.

Toda calefacción tiene una huella de carbono no despreciable. Incluso las más ecológicas puede causar contaminación intradomiciliaria, es por eso que evitarla es la opción más atinada si lo que queremos es ahorrar y mantener nuestro entorno sin gases contaminantes manados de la combustión. Pero…¿Cómo no morir de frío en el intento?

Con los 8 consejos que daremos a continuación podrás mantenerte calentito durante los meses más fríos del año sin utilizar calefacción:

1. Acondiciona tu casa para que las habitaciones donde duermas estén durante el día expuestas al sol. Por ejemplo si el comedor o el living presentan esta condición, cámbialos de lugar y utiliza estas dependencias como alcobas.

2. Aunque no sea muy estético, utiliza colores oscuros para pintar tu casa por fuera. Puedes generar diseños entretenidos que puedan integrar colores más claros, pero manteniendo predominantemente los tonos que absorben el calor, que son los oscuros.

3.  Inyecta material aislante si tus paredes son huecas. Un factor principal para mantener el calor es tener buenos aislantes para las paredes de la casa. En las macizas debes revestirlas. Los materiales ideales para conseguir nuestro cometido verde, son la fibra de celulosa y mejor aún, periódicos viejos o guías telefónicas.

4. Envuelve las cañerías con material aislante donde pasen por la intemperie. A causa de esto cuesta mucho calentar el agua y pasamos malos ratos en la ducha.

5. Aísla todos los vidrios. Por los costados con material aislante para que quede hermética y sobre el mismo vidrio. Si no tienes dinero para colocar doble o triple vidrio, emplea plástico reciclado de embalajes- ese que tiene burbujitas.

6. No pongas marcos de aluminio en las ventanas sino de madera ya que no conducen el frío del exterior.

7. Instala cortinas térmicas que puedes mantener en verano, ya que también son capaces de aislar el calor. En las tardes ábrelas para que entre el calor y ciérralas justo cuando caiga el sol.

8. Ubica velas. Aunque no lo creas, estas sí consiguen calentar los ambientes. Compra velas naturales, aromáticas, grandes como cetros y disfruta del calor y de la luz que proporcionan. Ten cuidado de colocarlos en una buena palmatoria o soporte para evitar que se vuelquen provocando incendios.