Lifestyle

México: La represa Las Cruces y la invasión industrial en lugares sagrados del pueblo Huichol

Nuevamente la etnia Huichol, en México, se enfrenta a la destrucción de sus lugares sagrados debido a la globalización.

El pueblo huichol es un grupo indígena milenario, lleno de tradiciones de respeto a la vida y a la naturaleza, es un pueblo que sigue en la lucha contra los embates de la globalización a pesar de la pobreza; habita en parte de los estados de Nayarit, San Luis Potosí, Jalisco, Zacatecas, y Durango.

En un espacio de aproximadamente 140 mil hectáreas que pertenece al estado de San Luis Potosí, y abarca 6 municipios, se localiza un fascinante desierto donde crecen gran variedad de cactus, incluyendo especies únicas en el mundo, y varios animales en peligro de extinción. Aí se localiza uno de los 5 sitios sagrados de los huicholes: Wirikuta.

El pueblo huichol cada año llega a este sagrado lugar después de peregrinar, recreando el camino de sus antepasados, pues es ahí donde según su cosmovisión se creó el mundo. Realizan ceremonias, entonan cantos, depositan ofrendas e ingieren peyote como parte de los rituales sagrados para agradecer a los dioses y saber cuáles son las rutas de vida a seguir.

Este lugar en 1999 fue declarado por la UNESCO como uno de los 14 sitios naturales sagrados del mundo que deben ser protegidos, y ha sido nombrada como “Área natural protegida” en varios decretos más por la riqueza de su biodiversidad.

Ya durante los últimos 20 años existió actividad minera en estas regiones, dejando tras de sí un saldo de contaminación ambiental, explotación laboral y más pobreza. El año pasado, una compañía canadiense llamada First Majestic Silver, compró al gobierno concesiones para instalar  minas en parte del territorio donde viven los huicholes.

A través de apoyos, el pueblo huichol logró que se interpusiera una demanda, que permitió al menos un suspensión de actividades temporal  hasta que se resuelva el conflicto legal. Desgraciadamente, hay en el sector minero una amenaza más grande: el Proyecto Universo, de la también empresa canadiense Revolution Resources, que pretende explotar recursos minerales en casi la mitad del terriotorio sagrado huichol.

Además, hace unos meses la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) concesionó para su enajenación casi 100 hectáreas de la denominada Playa del Rey en el municipio de San Blas, Nayarit;  en donde se localiza otro de los sitios sagrados.

No conformes con esto, el gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, solicitó hace algunos meses apoyo al Gobierno Federal y a la Comisión Federal de Electricidad, para la construcción de la presa hidroeléctrica Las Cruces. Se pretende que las obras comiencen este año en la cuenca del río San Pedro, lo que implicará que la zona norte de Nayarit reciba un terrible impacto ambiental, pues dañará flora, fauna y el modo de vida de sus pobladores.

El cauce de este río alimenta miles de hectáreas de manglares (la más grande de América Latina) y equilibra la salinidad para que las marismas sobrevivan en el norte del estado. Por ello, modificar el caudal del río tendrá serias consecuencias además de la inundación de algunaz zonas: afectará la mezcla de agua dulce y salada, lo que acabará con las especies acuáticas que viven en él y que da sustento a más de 5 mil familias a través de la pesca, y dañará irreversiblemente miles de hectáreas de bosque y tierras de cultivo.

Por lo visto, los gobiernos de los estados que ocupa el territrio huichol están muy lejos de darles la importancia que merecen estos lugares gracias a su biodiversidad, o de respetar las tradiciones sagradas de esta cultura; y al gobierno federal ya se le olvidaron los tratados que firmó comprometiéndose a preservar esta zona y su biodiversidad.

Ojalá la presión hacia las autoridades aumente, para impedir más destrozos ambientales y a la comunidad. Por lo pronto, y retomando el tema específico de Wirikuta, la empresa de espectáculos OCESA, organizará el Wirikuta Fest “Por el derecho a lo sagrado”, donde un grupo considerable de artistas realizarán un concierto para apoyar la causa, el próximo 26 de mayo en el Foro Sol, en la Ciudad de México. Puede ser una opción para conocer más de ésta interesante etnia, aunque seguro faltará mucho más para lograr el respeto hacia el pueblo huichol, sus tradiciones y territorios sagrados.

Fuentes: Prevén wixárikas pérdida de sitios sagrados por la presa Las Cruces (La Jornada)

Vía: Salvemos wirikuta

Tags

Lo Último


Te recomendamos