Campaña internacional para salvar a la tribu Awá en Brasil

Desde hace un tiempo que este pueblo indígena aparece en los medios producto de la destrucción que la tala ilegal causa en su territorio.

Desde hace un tiempo que este pueblo indígena aparece en los medios producto de la destrucción que la tala ilegal causa en su territorio. Los awás son una tribu con unos 355 miembros, los que enfrentan la extinción a menos que sus derechos territoriales se comiencen a proteger.

La tribu awá ha sobrevivido a brutales masacres y es víctima de madereros ilegales y ganaderos, un destino terrible para uno de los últimos pueblos indígenas de cazadores-recolectores nómadas del planeta. Incluso algunos de sus miembros aún no han sido contactados por “el hombre blanco”. Las Naciones Unidas consigna que la “dignidad y los derechos” de los seres humanos son universales, sin embargo, en muchas comunidades indígenas éstos son pisoteados.

Este pueblo depende de la selva para su supervivencia, pero a medida que se incrementa la tala su futuro se vuelve más incierto. Para Bruno Fragoso, del Departamento de Asuntos Indígenas del Gobierno de Brasil (FUNAI), “Los awás se están enfrentando a invasiones crecientes y si no se adoptan medidas de emergencia con rapidez, el futuro que le espera a este pueblo es la extinción”.

La selva del territorio Awá enfrenta una de las tasas más altas de deforestación de todas las áreas indígenas de la Amazonia. Pero la preocupación principal de los expertos es el impacto que estas invasiones territoriales tienen sobre awás no contactados, muy vulnerables ante las enfermedades del exterior.

Frente a esto, Survival International, con el apoyo de conocidos rostros, lanzó una campaña que insta al ministro de Justicia de Brasil a salvar a los awás del “genocidio” y la “extinción” que varios expertos han mencionado. Se busca que el ministro envíe a la Policía Federal a expulsar a los madereros, ganaderos y colonos, y además evitar que vuelvan. 

awa.jpg

Fuente: Colin Firth lanza una campaña para salvar a “la tribu más amenazada de la Tierra” (Survival International)