Prueban grafitti hecho con ‘pintura purificadora del aire’ en Manila, Filipinas

Manila es una de las ciudades más contaminadas del mundo, por eso es necesario pensar en todas las alternativas que puedan ayudar a reducir los niveles de contaminación

Mientras que algunas ciudades se quejan de la contaminación visual que causan los grafittis, algunos artistas se ocupan de hacer del arte callejero algo más que solo decoración, imprimiendo en las vías principales mensajes sociales o creando bellos paisajes con musgo.

Pero en Manila, Filipinas, se les ocurrió una mejor idea ¿Por qué no aprovechar los edificios haciéndolos un lienzo enorme? Pero no para cualquier tipo de grafitti, sino para unos especiales que están hechos con una pintura capaz de absorber el smog del aire.

Siendo una de las cinco ciudades más contaminadas del mundo, hay que ponerse creativos. Por eso vale la pena agotar todos los recursos; aunque esta pintura catalítica llamada Boysen KNOxOUT parece ser una gran alternativa.

La pintura se activa con la luz y vapor de agua y es capaz de filtrar el óxido de nitrógeno del aire. Un científico ambientalista dijo a la BBC que es capaz de limpiar hasta un 20% del nitrógeno contaminante.

La estrategia es crear murales tan hermosos como efectivos, ya que debido a su gran tamaño, podrán contribuir significativamente a limpiar el aire de la urbe. Según los desarrolladores de la pintura, once metros cuadrados de superficie pintados son capaces de procesar la misma cantidad de aire contaminado como un árbol maduro. Y con los 11 mil metros cuadrados que planean pintar seguro que lograrán no solo que la ciudad sea más bella visualmente, sino también ambientalmente.

 

Fuente: Super-polluted city tries to clean itself with smog-eating paint(Grist.org)