logo
Lifestyle 16/04/2012

Ver el mundo con optimismo podría ser una cuestión genética

El científico Michael Poulin, señaló que efectivamente hay genes que predisponen la simpatía y que, según sus palabras, ayudan a “percibir el mundo como un lugar menos hostil”.

Por : Marilyn Yañez

¿Alguna vez te dijeron que eras “livianito de sangre” para calificar lo simpático que eres? Pues si bien, el tipo de sangre no determina si uno es más simpático, generoso o amable, pero sí lo determinan los genes. Así que podríamos perfectamente decirle a un antipático que es “livianito de genes”. Esto, según comprobaron los científicos de la Universidad de Buffalo y la Universidad de California, en Estados Unidos.

Según los expertos existen “variantes de los receptores de dos hormonas que empujan a ciertas personas a ser encantadoras y generosas”, así lo publicó la popular revista Psychological Science.

El estudio consistió en analizar las hormonas oxitocina (hormona de el amor) y la vasopresina en diferentes sujetos. Posteriormente, se realizó una encuesta que entregaban un mapa del estilo de vida de las personas estudiadas: si pagaban impuestos, si hacían donaciones, su opinión sobre el vecino, etc. Finalmente, los expertos tomaron muestras de saliva para analizar el ADN y ver si había una variante genética para los receptores de oxitocina y vasopresina de sus neuronas.

Ante los resultados, el científico Michael Poulin, señaló que efectivamente hay genes que predisponen la simpatía y que, según sus palabras, ayudan a “percibir el mundo como un lugar menos hostil”.

Esta tesis fue también comprobada, hace poco tiempo,  por los científicos de la Universidad de Edimburgo. Para este estudio el psicólogo Gary Lewis, psicoanalizó a cerca de 1.000 parejas de gemelos.

“La simpatía es genética”, quien lo diría ¿Intuyes que eres genéticamente simpático o antipático? No es fácil saberlo científicamente, aunque yo recomiendo andar “buena onda” por la vida, la mejor receta para la eterna juventud, para el amor por el medio ambiente, y una actitud que contribuya a generar las condiciones para un futuro verde.

 Fuente: Un gen para la simpatía (Muy Interesante)