Seis consejos para una cocinera verde

Si te gusta integrar el verdismo a tu vida, y por lo mismo has decidido partir por cómo te alimentas, te sugerimos seguir estos consejos manados de The Dialy Green.

Si te gusta integrar el verdismo a tu vida, y por lo mismo has decidido partir por cómo te alimentas, te sugerimos seguir estos consejos manados de The Dialy Green.

1.- Cocina en la casa: Primero que nada te ahorras los traslados a un restaurante. No gastas de más, y los alimentos que te sobran de tu preparación, podrás guardarlos para hacer más comida. Además, te aseguras de que cocinas sano, con los productos que tú has escogido.

2.- Come productos de la estación: De esta manera aprovechas lo fresco que están, y desechas el consumo de productos en conserva altos en sodio, o congelados. Las frutas, verduras y hortalizas, habrán viajado menos y habrán estado menos tiempo envasado.

3.- Compra en locales directos, sin intermediarios: Si puedes acceder a la misma chacra, mejor aún. Intenta comprar las frutas y verduras en ferias y no en el supermercado. Será más barato y con menos preservantes que mantienen los productos por más tiempo.

4.- Evita la docena sucia: Manzanas, apio, frutillas, duraznos, espinaca, nectarines, uvas, pimentones, papas, arandanos, lechuga y la col rizada son los doce productos con mayores niveles de pesticidas, por lo que debes intentar comprarlos en un mercado orgánico.

5.- Come menos carne: Un 18% del total de los gases de efecto invernadero, provienen de la ganadería según la ONU. Por eso, y además por criterios que tienen que ver con el trato animal dado en los criaderos industriales, prefiere consumir proteínas de origen vegetal.

6.- Aprende a conservar alimentos, preparándolos: Si te sobran frutas, haz mermelada. Si han madurado mucho, cuécelas y haz jugo. Si hay muchas cebollas, prontas a madurar, ponlas en vinagre y hazlas escabeche. El ajo pícalo y ponlo en aceite, lo mismo el ají. Estas preparaciones se conservarán mucho mejor en refrigeración y por más tiempo que el fruto crudo.

Vía: Mujer (La Tercera)