Lifestyle

Chile: Bolsas de Cencosud retiran promesa “100% Biodegradables”

Las bolsas de Jumbo, Easy, Santa Isabel, entre otras tiendas de la cadena Cencosud, prometían “degradarse naturalmente para convertirse en agua, dióxido de carbono, y biomasa, elementos inofensivos al medio ambiente”, pero lamentablemente eso no es así.

“Entre el dicho al hecho hay mucho trecho” decía mi abuela, y no se equivocaba. Muchas empresas prometen mitigaciones en el papel, e incluso publicitariamente, pero terminan decepcionando en la realidad. La mayoría nos encontramos demasiado ocupados o distraidos para notarlo, pero en evidencia hay muchos casos en donde se incurre en el engaño.

Hace seis años la cadena de supermercados y tiendas de Cencosud, incorporó la genial idea de hacer que sus 120 millones de bolsas que entregan anualmente fueran Biodegradables. Esto, por medio de  Inapol, la empresa que entonces y ahora fabrica sus bolsas,  y de un compuesto denominado Oxo.

El asunto es que las bolsas no son 100% biodegradables, sino que degradables, y he ahí un gran cambio en las expectativas que pueden tener los usuarios de el embalaje para sus productos. Que un material sea degradable quiere decir que se microfragmenta con el paso del tiempo. Este proceso es acelerado por el Oxo, tandando un lapso menos a 100 años, que es lo que demora un plastico normal en degradarse.

Las bolsas de Jumbo, Easy, Santa Isabel, entre otras tiendas de Cencosud, prometían “degradarse naturalmente para convertirse en agua, dióxido de carbono, y biomasa, elementos inofensivos al medio ambiente”, pero lamentablemente eso no es así.

Finalmente lo han transparentado, retirando la leyenda “100% biodegradable” y cambiando el estampado que decía en el fuelle que se biodegradarían “en ambiente sanitario por acción de microorganismos de acuerdo a la norma D 6954-04″, por “se degradará en el medioambiente por efectos de la oxidación producida por calor y/o luz”. 

El presidente de la Asociación de Industriales de Plástico de Chile, Pablo Escobar, insiste en que no hubo engaño puesto que la gente fue la que no entendió que bajo ciertas condiciones esto ocurriría: “La expectativa que se hizo la gente es que en el momento en que se botaba la bolsa esta se iba a biodegradar” en palabras dichas a Cooperativa.

El tema es tan complejo y delicado que entre agosto de 2008 y julio de 2009 se presentaron en la Cámara de Diputados 4 mociones (6045 – 6080 – 6520 – 6585) para legislar el tema de las bolsas biodegradables. Todas se refundieron en una sola, el proyecto de ley 6585-12 de 2009, que ya fue aprobado en el senado chileno y que asume las bolsas que contienen Oxo, como biodegradables.

Esperemos que los legisladores adviertan las diferencias entre biodegradación y degradación acelerada, a secas.

Pero sobretodo esperamos que la gente lleve sus propias bolsas de género o sacos a la antigua, para echar sus víveres y prescindir de estos sucios regalos que nos hacen cada vez que vamos a consumir y que no creamos el comunicado que Cencosud sacó en el momento en que lanzó las bolsas: “Gracias a esta degradación natural, las nuevas bolsas de Jumbo demorarán aproximadamente dos años en biodegradarse en ambientes de relleno sanitario y en compost”. No, no es buena idea incluirlas en el compost 😛

Fuente: Conozca el mito de las bolsas que prometieron ser biodegradables y nunca lo consiguieron (El Dínamo)

Tags

Lo Último


Te recomendamos