Lifestyle

Chile: Aberración estética provoca construcción de Mall en bella ciudad de Castro

La identidad del territorio está dada por su paisaje. No hay que ser un urbanista para entenderlo, y quizás todo lo contrario.

Lamentablemente, algunas comunidades no valoran la riqueza de su patrimonio. Un mall ya está erigiéndose de la mano de la constructora Pasmar cambiando radicalmente el paisaje en Castro, la tercera ciudad más antigua de Chile, ubicada en el Archipiélago de Chiloé, caracterizada por sus palafitos:  casas construidas sobre pilotes de madera en la ribera, sobre el mar.

Nelson Aguila, alcalde de la ciudad, se defiende ante las críticas diciendo que la Ley General de Urbanismo y Construcción es para todos los municipios igual y permite la construcción de estos proyectos privados en el plan regulador, agregando que quien da los permisos son las direcciones de obras y no los municipios.

Sin embargo, reconoce que la comunidad quiere el Mall, pero que se han excedido el permiso de construcción que permitía que se levantaran cuatro pisos y de tres subterráneos de una superficie de 24.000 m2, por lo que la dirección de obras ha cursado dos infracciones con orden de paralización de obras, que ya llegan a los 33.900 metros cuadrados construidos.

Pero ahí está, tomando una forma informe, que al parecer no molesta por su diseño arquitectónico, sino por los problemas viales cuando éste ya esté listo a fines de este año, 2012.

Valeria Catafau, directora del Colegio de Arquitectos y miembro de su Comité de Patrimonio, manifestó su rotundo repudio a la construcción del “Paseo Castro” en el casco histórico de la ciudad. Planteo la necesidad de cambiar la legislación, ya que “el patrimonio siempre está en riesgo en los planes reguladores al no integrar la condición de patrimonio que protege la ley de monumentos”.

La identidad del territorio está dada por su paisaje. No hay que ser un urbanista para entenderlo, y quizás todo lo contrario. Cuando la humanidad se acopla a la naturaleza, y construye respetando los cánones estéticos que  nos ha dado para el deleite y supervivencia de todas las especies en total equilibrio, surgen verdaderas maravillas. Ya lo veíamos en Sao Paulo en Rua Gonçalo de Carvalho, donde la selva de cemento queda abducida por la selva real en todo su esplendor.

Una verdadera pena lo del Mal(l) de Castro, que además de las implicancias para el paisaje y el transito, cambiará la esencia de sus habitantes, que se verán impelidos al gasto superfluo, con la ilusión de trabajo de calidad, y que afectará al comercio local. Y tú ¿Qué opinas?

Fuente:

 Alcalde de Castro: “La mayoría de la gente de la comuna y el concejo municipal quiere el mall” (La Tercera)

Colegio de Arquitectos rechaza construcción de mall en casco histórico de Castro(EMOL)

Tags

Lo Último


Te recomendamos