En la India empacan sus cosas y se mudan para darle más espacio a los tigres

Una comunidad de la India es reubicada por completo en una zona alejada del hábitat de esta especie en peligro de extinción.

Seguro que son muy contadas las veces en las que el hombre cede ante otra especie, y más raro cuando es de manera voluntaria, pero una comunidad de la India ciertamente es un gran ejemplo a seguir.

Umri, una comunidad de alrededor de 350 habitantes localizada en una importante reserva natural al norte de Sariska, en la India, fue reubicada por completo en otro lugar alejado de su nativa ubicación para dejarle más espacio a los enormes felinos, que cada vez se encuentran más acorralados y se vuelven más vulnerables a las amenazas humanas.

Un esfuerzo un poco tardío, pero no por eso despreciable, ya que en alrededor de 100 años la población de tigres de bengala en la India ha disminuido en un alarmante 98%. Como ya saben, la principal causa de esto es la caza furtiva y los asentamientos humanos, que desplazan a cientos de especies y atentan contra la supervivencia de las mismas.

Reservas naturales protegidas, como la de Sariska, han sido la estrategia que el país ha adoptado para tratar de frenar la desaparición de la especie, pero algunos expertos opinan que la única manera en que las especies puedan recuperarse es ganando, poco a poco, el espacio que les ha sido arrebatado por las nuevas ciudades.

Según reporta la BBC, Umri sería la segunda comunidad entera en ser reubicada con el fin de devolverle espacio a los tigres de la India y se espera que en los próximos años al menos unas cuatro más sigan el mismo camino.

Por otro lado, a los habitantes de esas comunidades no les va nada mal. El Gobierno los recompensa dándoles un terreno propio, dinero y ganado con un valor de hasta $20.000 USD para que puedan comenzar de nuevo sin sufrir de ningún tipo de carencia.

Fuente: Entire Village in India Relocates to Make Room For Tigers (Tree Hugger)