Pinturas de Martina Hoffmann: En conexión con la naturaleza y el cosmos

Para la artista alemana, la relación de la divinidad cósmica planetaria, y la femineidad es tema obligado en su trabajo.

La conciencia de la artista alemana Martina Hoffman, se ha reflejado en sus obra. Pinturas conectadas con la totalidad. Bajo el referente de El Jefe Seattle, 1854, Hoffman aplica el conocimiento que dice “La humanidad no ha tejido la red de la vida. Somos sólo una hebra dentro de ella. Lo que le hacemos a la red, nos lo hacemos a nosotros. Todas las cosas están unidas. Todas conectan”.

De todas formas la pintora, reconoce como punto de partida a la mujer en su sentido vital, que es capaz de replicar por medio de los dones de la naturaleza en la expresión de la Tierra como madre y creadora.

universo.jpg

Martina Hoffman ve el arte como “Una herramienta de transformación, que sirve para crear  imágenes que inspiran una realidad basada en espíritu, una vida que sostiene la belleza y la paz como contrabalance de la saturación diaria de imágenes representando los horrores de la guerra y la destrucción”.

hoffmanlachacruna..jpg

Gracias a experiencias personales, ligadas a fuertes migrañas que le daban visiones, o sueños lúcidos con alta actividad onírica, además de un viaje por el Amazonas, donde pudo conocer las maravillosas y alucinantes bondades de la ayahuasca, creo un imaginario poderoso que sirvió como plataforma a estas pinturas.

hoffmannalienascencion1.jpg

La artista oficia como medium, o traductora de este conocimiento, que transfiere, por medio de su ejercicio creativo, la “energía universal” con el fin de modificar la cultura en la que estamos sumidos, y que obstruye el flujo cósmico, dejando nuestras trazas aisladas.

picture291.jpg

Como un acto chamánico, o sea curativo, por medio de esta expresión podríamos volver a conectarnos con el origen, esa “conciencia matriarcal” que unifica las redes, logrando la armonía de la totalidad.

picture311.jpg

Fuente: Landscapes of the Sacred Feminine (Realitysandwich)