Lifestyle

“Cuando la gasolina encarece, el transporte público se vuelve la mejor opción”

¿Realmente somos sensibles al precio de la gasolina?

Con la escasez de petróleo, cada vez es más común escuchar que el precio de la gasolina ha roto un nuevo récord. Y, desafortunadamente, no hay mucho que se pueda hacer para cambiar esta tendencia.

La elasticidad mide qué tan sensible es el público a la variación de precio de un producto. Vivimos en una sociedad que depende de de muchas formas de los derivados del petróleo así que aunque suba el precio probablemente no tendremos más opción que aceptarlo. Sin embargo, un estudio realizado en ciudades de Estados Unidos aboga por lo contrario.

Según el estudio, la población es sensible a los cambios en el precio de la gasolina ya que conforme este aumenta la gente opta por utilizar otros medios de transporte, como los autobuses o las bicicletas.

Muchos gobiernos hablan incesantemente de nuevas estrategias para de hacer campaña por mantener ciudades más verdes. Sin embargo, la mayoría de las ciudades aún están planeadas únicamente para ser recorridas principalmente en automóvil y el servicio de transporte aún es deficiente. Estas carencias también pueden afectar en la decisión de utilizar o no un automóvil, y no solo el precio de la gasolina.

La distancia, seguridad y alcance también pueden influenciar en decidir dejar el carro en la cochera, al menos un rato.

Aunque de cierta forma, si el estudio es cierto y el comportamiento del precio de la gasolina no cambia, dentro de poco muchas personas optarán por utilizar cualquier cosa menos su automóvil y tal vez así podrá reducirse la contaminación en las ciudades.

¿Qué tan cierto crees que es este estudio? ¿Cuando sube el precio de gasolina moderas el uso de tu coche?

 

Fuente: How americans really react to high gas prices (The Atlantic cities)

Tags

Lo Último


Te recomendamos