Ganadería intensiva en Argentina pone en peligro a unas 10 mil hectáreas de bosque nativo

Greenpeace denunció el hecho luego de hacer un estudio que revela el severo impacto ambiental de la aplicación de sistemas silvopastoriles para ganadería intensiva en bosques nativos de la región del chaco y comprueba que estos violan la Ley de Bosques.

El estudio “Ganadería intensiva: Nueva amenaza para nuestros últimos bosques nativo” desarrollado por Greenpeace, postula que 70% de los bosques nativos originales y la deforestación aumentó fuertemente en los últimos veinte años por el avance descontrolado de la frontera agropecuaria.

Los más afectados son los terrenos correspondientes a Santiago del Estero, Chaco y Córdoba, en donde de todas formas se autorizaron desmontes selectivos para ganadería intensiva mediante sistemas silvopastoriles en los bosques nativos clasificados en la Categoría II , o amarillo, o sea en alerta, en los cuales según la normativa nacional o Ley de Bosques, no pueden permitirse desmontes y sólo “podrán ser sometidos a los siguientes usos: aprovechamiento sostenible, turismo, recolección e investigación científica”.

De todas formas se pretende para el próximo año, según los planes de desarrollo de los gobiernos de Santiago del Estero, Salta, Chaco y Formosa,  duplicar la actividad agropecuaria haciendo uso del sistema silvopastoril, con lo que se ponen en peligro unas 10 mil hectáreas de bosque nativo, contraviniendo la Ley de Bosques, que plantea su protección.

Fuente: Greenpeace denuncia que se están autorizando desmontes para ganadería violando la Ley de Bosques (Greenpeace Argentina)