Lifestyle

Phil Reedman: “El avance de los vinos chilenos en el tema sustentable es extraodinario”

Este australiano es uno de los 300 Masters of Wines del mundo y posee certificaciones en Carbono Neutro. Esta entrevista nos hará enterarnos en el nivel en que se encuentran las viñas chilenas.

Este australiano es uno de los 300 Masters of Wines del mundo y posee certificaciones en Carbono Neutro, por lo que trabajó durante casi una década para la cadena Tesco en el Reino Unido, como encargado de adquisiciones de vino en Oceanía, América del Sur y América del Norte.

Por razones de trabajo hace algunas semanas estuvo de visita en Chile y alargó su estadía en el país ya que la empresa de desarrollo sustentable Green Solutions lo invitó a un seminario relacionado con temas de sustentabilidad y certificaciones de huella de carbono. En este contexto accedimos a conversar con él acerca de su experiencia en el mundo del vino y lo sustentable, además de su visión de cómo se irán desarrollando las cosas en este tema a futuro y –lo más importante- en qué nivel se encuentran las viñas chilenas.

-Cuéntame, ¿A qué se debe tu visita a Chile?
Vine a Chile como parte de un viaje que realizó Masters of Wine y tuve la oportunidad de visitar durante diez días viñedos desde el norte, cerca de La Serena, hasta el Valle del Maule. Y claro, he tenido la oportunidad de probar muchos y diferentes vinos.

-Entiendo que esta es tu segunda visita al país.
Sí, estuve acá hace unos siete años haciendo un recorrido muy parecido al de ahora, por varias viñas.

-¿Notas avances en el tema de Carbono Neutral en las viñas chilenas?
Pero claro que sí, es algo extraordinario. Lo que han crecido en esta dirección en estos años es simplemente increíble. Y eso es muy positivo, porque yo conozco hacia dónde va el mercado del mundo en muchas partes del vino, y mientras más” verdes” sean los vinos chilenos mejor les irá.

¿Podrías explicarme lo más sencillamente posible en qué consiste tu trabajo?
-Trabajo como consultor en la industria del vino, enfocado fundamentalmente a trabajar  con productores de vinos y el mundo del retail, para que los primeros puedan vender mayor cantidad de vino y los segundos puedan captar de mejor forma los tipos de vino que están buscando sus consumidores. Es decir, encontrar una buena mezcla de precios y estilos que deje a todos satisfechos.

-Entiendo que dentro de tus consultorías es importante el detectar vinos y viñas que sean orgánicas, biodinámicas o que estén certificadas como Carbono Neutro o Comercio Justo, ¿es así?
Sí, cada día son más importantes estos aspectos que mencionas. Incluso en algunos mercados y para algunos clientes es lo que realmente importa.

-¿En qué momento y dónde comenzaron a ser tan importantes estos aspectos en la producción y comercialización de los vinos?
Bueno, podríamos definir eso como un Mercado de Consumo Ético, que no sólo involucra al vino, si no que a muchos otros productos. Ahora bien, hay que destacar que es en el Reino Unido donde aparece de manera muy fuerte y luego se ha ido masificando, sumando a otros países de Europa y también a Estados Unido. Pero te repito, el vino es sólo una parte de muchos otros productos que están tomando estas consideraciones relacionadas con lo orgánico y las certificaciones de Comercio Justo y de Carbono Neutral.  Y te diría que todo esto explotó fuerte hace unos diez años. Antes de eso existían algunas señales, pero fue hace un década se entró de lleno en esta dirección que da la impresión que ha llegado para quedarse. No es una moda, es una tendencia y una realidad.

-¿Por qué crees que se dio todo esto?
Por una mezcla entre la preocupación por el medioambiente y el cuidado de las personas. La gente se dio cuenta que necesitaba alimentarse de otra forma, pero que también era necesario que los procesos productivos no fueran perjudiciales para el medioambiente. Y así, al producir vinos, café o chocolates, por darte tres ejemplos, se cumplan con ambas inquietudes. De esta forma se  comenzó a generar esta tendencia que, para los próximos años, sólo debería crecer.

-Pero este tipo de productos muchas veces resultan más caros que los convencionales y ahora justo estamos en una crisis económica prácticamente global.
Es cierto, pero eso  no puede ser impedimento para que no se siga avanzando en esta materia. Hay que perseverar con estos productos y ponerlos en el mercado. Ya vendrán mejores tiempos y no se puede perder tiempo al detenerse a esperar que eso ocurra. Todo lo contrario, hay que avanzar para estar aún mejor, más avanzados en todos los ámbitos para cuando la economía le permita a la gente hacerse de estos productos. Además, estas mismas certificaciones y la forma de producir de manera más eficiente apuntará a que en el futuro los costos se igualen con los de los productos convencionales.


 

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos