Japón: Empresa TEPCO recortará sueldos de empleados para detener el desastre nuclear

fukushimamama550x355.jpg

(cc) M1K3Y

Desde que Japón enfrentó el terremoto más grande de su historia, con el posterior tsunami que provocó el desastre nuclear que tiene actualmente a decenas de miles de personas refugiadas, el pueblo nipón ha comenzado a confiar en la tecnología para prevenir el desastre. Una nueva aplicación para el iPhone que predice terremotos ha multiplicado por 15 su cantidad de usuarios desde el sismo, y actualmente tiene 1.5millones de usuarios.

La imagen que al parecer se está haciendo típica, es la detención de un tren del metro, y el ruido de decenas de celulares, avisando dónde fue el temblor, de cuántos grados fue, y cómo se sentirá en la zona donde se encuentra el usuario. Lo que hace la aplicación es tomar las alertas de sismos y traspasarlas inmediatamente a los aparatos portátiles, muchas veces llegando segundos antes del movimiento. (Aquí se puede descargar: http://is.gd/IIzlAb)

Mientras millones de japoneses descargan el software, la empresa TEPCO ha informado a los medios que se he detectado plutonio en 5 lugares de la planta fuera de los reactores, lo que para muchos sería gravísimo, pero según afirmaron los expertos, no supone un peligro extra para la población civil. Tampoco se detendrán los trabajos y la empresa asegura que se cumplirán los plazos que han dicho, es decir, poco más de un año en solucionar todos los problemas.

Al mismo tiempo, para muchos japoneses que vivían en las cercanías de la planta, un mes es demasiado tiempo para dejar sus casas abandonadas. Pese a los llamados del gobierno central para que los evacuados se mantengan en los refugios, miles de personas, mayoritariamente ancianos, han comenzado a regresar a la zona de exclusión.

Por otro lado, la empresa TEPCO dijo que va a recortar los sueldos de todos sus empleados, desde los más altos directivos hasta el último empleado. Los que más recortes sufrirán serán los presidente, vicepresidente y presidente del consejo, quienes percibirán un 50% menos, mientras que a los consejeros delegados se les recortará el 40%. A los encargados un 25% menos y a los empleados comunes se les pagará un 20% menos que hace un mes.

Con esto, la empresa se ahorrará uno 54.000 millones de yenes, o uno 500 millones de dólares, montos que pondrá a disposición de la reparación de la central, y de la reconstrucción del país.