Peatones versus ciclistas: ¿Quién tiene la razón?

Los peatones están en su derecho de alegar, pero hay ciclistas que no quieren andar en las calles por temor.

bici1550x412.jpg

(cc) jalexp1

Se podría tender a pensar que todos los peatones estarían a favor de que hubieran más bicicletas andando por las calles y veredas de Santiago, pero no es así. Hace un tiempo atrás escribí una columna en la que decía que cualquier día podría morir atropellado por un auto porque no respetan a los ciclistas ni tampoco a los peatones y que por más que uno tenga la preferencia, igual debe ir  a la defensiva.

De inmediato un lector me “inhabilitó” por mi crítica debido a que yo contaba que iba andando por la vereda. Yo le contesté que por más que un ciclista debiese andar por la calle, personalmente lo encontraba una locura, porque si los autos no respetan a quienes van caminando, menos van a respetar a las bicicletas que están usando su territorio y para andar a una velocidad mucho menor a la de ellos.

Entonces, frente a este tema, yo me hago la siguiente pregunta: ¿Qué es mejor, que los ciclistas podamos usar las veredas -cuidando claramente de no pasar a llevar a los peatones-, o que simplemente no las usemos como medio de transporte y en vez nos vayamos al trabajo o a estudiar en auto -muchas veces solos, por lo que ni siquiera optimizamos la utilidad del auto- y sigamos contaminando el planeta?

Si lo ponemos en la balanza, yo creo que trae muchos más beneficios para todos los que vivimos en ciudades grises, que hayan más bicicletas en las calles y menos autos. Entonces, es difícil creer que del posible aumento que se podría generar de nuevos ciclistas, todos -o una gran porcentaje- vayan a irse por la calle porque es peligroso.

¿A qué vienes esto?

A que hoy en el diario La Tercera salió una nota de un peatón-guerrillero que está empeñado en no dejar que los ciclistas anden por las veredas. Y está en todo su derecho de hacerlo y según la misma ley del tránsito está prohibido transitar por la vereda en cualquier vehículo y está sancionado como una falta menos grave y cuyo parte vale 1,5 UTM.

Se trata de Horacio Brum, un uruguayo que se radicó en Chile luego de ser corresponsal de la BBC en varios países del mundo y de usar la bicicleta como método de transporte durante años y por muchísimas ciudades.

Si bien no la nota no explica muy bien por qué dejó de andar en bicicleta, sí cuenta que inició una cruzada contra los ciclistas que andan por la vereda porque causan accidentes y varias personas han sido atropelladas por ellos. De hecho, el artículo cuenta varios casos de personas que sufrieron graves lesiones tras ser atropellados por ciclistas y haber tenido que costearse ellos mismos los tratamientos.

A mi juicio, creo que Horacio tiene un punto muy válido, pero lamentablemente, del otro lado estamos los ciclistas que sí queremos tratar de contaminar menos e incentivar el uso de la bicicleta, pero no es fácil subirse a la bicicleta de un día para otro y lanzarse por la calle. ¿Se imaginan andando por la Alameda rodeado de micros y autos? Sin duda una escena bastante aterradora.

Entonces, ¿qué se debe hacer?, ¿quién tiene la razón?, ¿quienes no queremos andar por la calle debemos dejar de andar en bicicleta?, ¿es mejor más autos en las calles que más ciclistas por las veredas?

Queremos saber sus opiniones.