Los beneficios que trae la extención del metro a Maipú

metro550x412.jpg

(cc) nikodemus

Hoy se inaugura en Santiago en el nuevo tramo de la línea 5 del metro que llegará hasta Maipú. Esto permitirá a miles de ciudadanos -y cuando digo miles, no estoy para nada exagerando- dejar de ir a trabajar en sus autos -por las malas combinaciones que tenían que hacer antes entre Transantiago y metro- y así recorrer gran parte de la ciudad a través del tren subterráneo.

No sólo los maipuínos están contentos, sino también quienes iban a visitar familiares y amigos a ese lugar, ya que antes debían -al menos- viajar una hora de ida y otra de vuelta, dependiendo de donde se encontraran. Dos horas de viaje mínimo que debían hacer quienes vivían ahí para ir a trabajar al centro, Providencia, Las Condes o Vitacura. Son dos horas menos de sueño, dos horas menos de estar con la familia, dos horas menos de descanso, y, que lamentablemente, no las remunera nadie.

Por eso, estamos contentos por ellos, pero también porque como promovedores del transporte sustentable, el metro se está agrandando. Mejor dicho, alargando. Y los planes de expansión siguen: En marzo debiesen comenzar las perforaciones en las comunas de Santiago, La Reina y Conchalí, donde también llegará para el 2014. De esta forma, gran parte de la ciudad quedará cubierta y no será necesario sacar los autos para casi nada, reportando un gran beneficio ecológico para la ciudad, el país y el planeta.

¿Qué queda por hacer? Implementar más estacionamientos de bicicletas en las estaciones de metro, como ya los hay en Grecia y Escuela Militar, para que de esta forma, si uno vive un poco alejado de la estación, pueda tomar la bici y dejarla guardada en la estación más cercana.

Siempre se ha dicho que el metro de Santiago es uno de los mejores del mundo. Y hay que reconocerlo, pese a que en las tardes suele ir lleno (a veces muy lleno), funciona a la perfección, es limpio y seguro. Y ahora, además, está llegando a más puntos estratégicos de la ciudad. Bien por Metro y bien por nosotros.

¿A qué otros lugares crees que debiese llegar el metro?