Lifestyle

Pavimentación del Parque Forestal: ¿Qué opinas de esta medida?

Desde que tengo noción, el Parque Forestal ha sido un punto de encuentro para muchísimas personas que en vez de pasar los días sentados frente a un computador o una televisión, deciden ir a disfrutar de la vida cultural que muchas veces animó este rincón de la ciudad. Personalmente varias tardes de domingo las pasé tirado en un pasto tocando tambores, paseando por la feria ambulante que se instalaba espontáneamente o simplemente mirando a malabaristas y demás artistas callejeros que exponían su arte gratuitamente a todo aquel que quisiera verlo. También recuerdo un día de la cultura: Nunca había visto tanta gente junta en el mismo lugar. Y todo salió perfecto.

La cosa es que el Parque Forestal ha sido por siempre una de las áreas verdes más populares de Santiago, pero puede que no lo sea más, ya que hay un proyecto que pretende pavimentar este notable punto de encuentro.

La situación es la siguiente: El Parque Forestal tiene un total de 12 hectáreas, de las cuales 0,8 están pavimentadas. Esta nueva proposición pretende aumentarlas a 1,4 hectáreas (lo que es prácticamente el doble). El problema es que dicha modificación ya fue aprobada por el Consejo de Monumentos Nacionales.

Uno de los principales temores de los vecinos de la zona es que con esto, el frontis del Museo de Bellas Artes -que también será ampliado- se transforme en el salón de fiestas de la Municipalidad de Santiago. Frente a esto, el mundo de la política no quedó indiferente. El concejal de la Alianza, Jorge Alessandri, se opone al proyecto: “Esta es una batalla para no permitir que se cambie un centímetro cuadrado de verde por cemento, y que el Parque Forestal no sea un centro de eventos de santiago”.

Cultura Profética es una banda de reggae puertorriqueña y es una de mis preferidas. Una de sus canciones, “Fruto de la tierra”, tiene una frase notable que viene al caso y que creo vale la pena compartir: “Llaman progreso a su más obvia destrucción, cambiando bosques por cemento”. Ojalá que esta iniciativa no fructifique, ya que lo que menos necesitamos en una ciudad tan gris como Santiago es, precisamente, más gris y menos verde.

Tags

Lo Último


Te recomendamos