Del lobo al perro

lobos.jpg

Como nos gusta investigar los orígenes de temas relacionados con MA en todas las áreas, rastreamos la raíz más salvaje de los perros de hoy. Aunque para la mayoría siempre estuvo claro que vienen del lobo, los especialistas estaban divididos, aquí va lo que encontramos.

La subespecie canis lupus familiaris (perro) pudo haber existido en si, libre en la naturaleza. Las primeras domesticaciones conocidas datan del 5000 AC.Hasta hace muy poco se pensaba que el perro descendía del chacal o del coyote, lo que ahora se sabe es que desciende del lobo gris europeo e indio. Las primeras razas de perro conocidas habrían derivado en razas como el Samoyedo, el Chow-Chow y el Husky Siberiano, en el fondo las que más se asemejan al lobo en forma física y sobretodo en hocico.

Link: Del lobo al perro (via Galimundi)

En su libro sobre el comportamiento animal, la etóloga Temple Grandin, afirma que es justamente la forma del hocico la que nos puede indicar hoy el nivel de cruza de una raza, mientras más “cara de lobo” más parecido al desarrollo en vida de un animal silvestre y menos cachorro. Lo que habría ocurrido es que las razas fueron adaptadas al gusto del público por las facciones más juveniles de los perros, con los hocicos más achatados, como el caso del Labrador. Lo que complicó las edades emocionales de los perros, pues su comportamiento también se logró mantener en estado de cachorro y es por eso que muchos perros de raza tienen hábitos que no tendrían en su origen como parientes del lobo (como el hambre insaciable).

wolfsnow.jpg

Para el 4000 AC, ya se conocían cuatro tipos de perros, los que mencionamos, similares al lobo, serían los spitz (descendientes del canis lupus intermedius). Tenemos también a los molosos, tipos como el mastín o el dogo (del c.l. Inostranzewi ). También estarían los pastores, el grupo de los pastores alemanes o belgas (del c.l. optima). Y, por último el antepasado de los lebreles (galgos), el c.l. Leineri. Las razas tenían propósitos particulares, los principales eran la protección y la defensa, luego vinieron a ser compañeros del hombre en las batallas cuerpo a cuerpo como un arma más y como colegas de caza. Lo que demuestra hasta que punto nuestro desarrollo como especie ha estado ligada a ellos, no es por nada que se le conoce como: mejor amigo del hombre. Nuestros lobos hoy.