Volcán Villarrica

monoandes.gif

spaceball.gif

volcanvillarricachile466x350.jpg

Los seres humanos elegimos vivir en lugares de desafío:construimos sobre la arena, en pendientes abruptas, cerca de ríos, sobre acantilados o a los pies de volcanes. En la zona de Villarrica, en la novena región, entre lagos maravillosos como el Caburgua y el Villarica, hay volcanes y gente, que vive o veranea. Dormir a los pies de un volcán es una sensación especial, saber que adentro de ese monte hay lava hirviendo. En latinoamérica hay cadenas montañosas, con volcanes dormidos y activos.

Qué nos lleva  a ser tan valientes? No es falta de apego a la vida, es una sensación de respeto, hay un alto grado de desafío, en nuestra forma de relacionarnos con la geografía y en la forma en que construímos y habitamos los espacios.

Volcán

El Rucapillán, en idioma mapuche, o Volcán Villarrica, se conoce en las tradiciones del Sur como la casa del espíritu o del demonio, es el volcán más activo de la zona meridional de los Andes y está situado en el Parque Nacional Villarrica. Ha tenido erupciones recientes en 1948-49, 1963, 1964, 1971, 1984-85. Todos los movimientos del volcán son monitoreados desde el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur.

Cada año la zona de Villarrica se llena de felices turistas, de todas partes del mundo. Gente que veranea y disfruta de la belleza de la zona, que sube las rutas de la reserva del Cañi y nada en los lagos donde se refleja el Villarrica. Tuvimos la suerte de ir por trabajo a la zona del Villarrica y ver cómo el volcán tiene humo todos los días y que el color del humo cambia, que incluso se ve la cumbre encendida del volcán brillando roja. En el verano se puede subir hasta el cráter y visitar las cuevas volcánicas, una excursión a pie hasta la cima tarda alrededor de 6 horas, desde la cima del Villarrica se pueden ver otros volcanes como el Lanin y el Llaima, y algunos lagos como el Villarrica, Caburgua y Calafquén. En el invierno se puede incluso subir a esquiar. Hasta que se vuelven activos otra vez y reconstryuen el paisaje, es un privilegio vivir en tierra de volcanes.

Proyecto de Observación Volcán Villarrica