Reutilizar la ropa es Wearable Collections

wearablecollections9972520x346.jpg

175 mil kilos de tela llenan los basurales de Nueva York al año.

Esta cifra equivale a un 6% de la basura total que llena un vertedero anualmente y fue la cifra que despertó a los creadores de Wearable Collections a buscar una solución y reutilizar la ropa. Comenzaron el año 2004, en los Greenmarkets, recibiendo prendas que la gente ya no usaba,  y hoy ya  tienen receptores en 55 edificios inscritos en su programa. Son tres socios y dos de ellos recogen la ropa en una camioneta para luego venderla por kilos a una distribuidora.

Luego de ser seleccionada, la mitad de lo que recolectan se envía desde la distribuidora a  tiendas de ropa usada y el resto se transforma en fibra para rellenar cojines entre otras cosas. Los creadores de Wearable Collections tenían tres empresas, uno de ellos, Adam Baruchowitz, era corredor de la bolsa de Nueva York. Hoy los tres se dedican completamente a este proyecto, como se puede ver en la página de la VAO.

Las famosas erres de la ecología:  Reciclar, Rechazar (bolsas plásticas por ejemplo) y Reutilizar, nos llevan a pensar en la cantidad de cosas que consumimos y en las toneladas de basura que somos capaces de generar. Lo bueno es que tenemos la responsabilidad y el poder de cambiar situaciones que evitan contaminar, una de las opciones es vaciar los closets y donar la ropa a dónde más se necesite. A las tiendas de ropa usada en cada ciudad o a los centros de caridad que existen. Los materiales que se pueden volver a aprovechar son infinitos, Wearable se hace cargo de uno de ellos, así como lo hace el Banco Ambiental con otros reutilizables.

Wearable Collections es un fenómeno empresarial propio de nuestros tiempos, donde se desarrollan los servicios para necesidades que muchos seres humanos hoy entienden que tienen. El negocio ético tiene mercado, crecen los proyecto económicos que se desarrollan para un buen aprovechamiento de los recursos, con empresas inspiradas en cambiar lo que molesta desde adentro. Como consejo de emprendedor,  Adam dice que Wearable realmente se afirmó cuando contrataron a un manager y realizaron un plan financiero, que incluye donar un gran porcentaje de las ganancias a organismos de caridad.

La evolución que estamos teniendo en estos temas alrededor del globo no quita que sigan ocurriendo barbaridades a enorme escala, como en el Sur de Chile, pero hay ciertamente un crecimiento intensificado en los últimos tres años en el tema de las  soluciones y servicios ecológicos.

Es cuestión de imaginarse el avanze que tendremos cuando nuestras generaciones lleguen a ocupar los cargos públicos en el mundo, desde ya somos un grupo humano con propuestas de innovación y sentido común para la vida diaria.

Felicidades a los emprendedores de Wearable Collections y a los que les siguen los pasos en diversos lugares.

Foto