Viaje astral, una experiencia extra corporal que te revelará grandes cosas

¿Alguna vez has sentido que te ves a ti misma mientras duermes?

Por Isaura Ávalos*

Sacerdotista y sanadora White Willow Café

Los viajes astrales son algo que nos pasa a muchos, a veces sin darnos cuenta. Los seres humanos estamos compuestos de distintos cuerpos: mental, físico, emocional, espiritual, etc. Lo que sucede cuando experimentamos un viaje astral es que nuestra conciencia se desprende por un momento de nuestro cuerpo físico y se va de paseo. ¿a dónde? ¡A cualquier lugar! Es como cuando vuela tu imaginación y te sitúas en un recuerdo o en un futuro probable, pero la conciencia es un cuerpo mucho más complejo pues está compuesta por tu cuerpo energético y espiritual.

MÁS: Amor, dinero y felicidad: Así es como los planetas influyen en tu vida

¿Como se diferencia un viaje astral de un sueño? No es tan evidente pero voy a tratar de explicarte: en un sueño los personajes y situaciones son inconexas o trozos de recuerdos que vas juntando para crear tu mundo onírico. En un viaje astral es muy posible que sientas que estás flotando, puede ser que al inicio del desprendimiento te veas dormir o veas tu habitación como si volaras sobre ella, que los colores sean más brillantes y que el mundo que observas es muy similar al mundo real.

Te puedes llegar a encontrar con personas que conoces y que son importantes para ti  y sostener una charla coherente con lo que viven o vivieron. Estas charlas pueden ser muy interesantes pues están conversando a niveles muy profundos donde no se pueden mentir ni esconder lo que sienten.

MÁS: Estos son los signos de zodiaco más distraídos, ¿está el tuyo entre ellos?

Normalmente este tipo de experiencias nos suceden sin tener control de ellas, pero una forma de ir aprendiendo a controlar o a favorecer los viajes astrales es la práctica de meditaciones especializadas en este tema y la guía o cuidado de algún experto, ya que si te asustas durante el viaje puedes pasar un mal rato y nadie necesita eso, pues al no tener control de lo que está pasando puedes sentirte vulnerable y esa sensación puede acarrearte consecuencias, ahora que si estás lista para disfrutarlo porque ya te sucede y lo vives sin miedo, sólo disfrútalo y cuéntanos tus experiencias.

Te deseo un lindo y productivo viaje, que le recuerde a tu espíritu que esta encarnado para aprender pero también para ser libre y feliz.