Predicciones de Paula González: Los números que regirán este 2015 y consejos para cada signo

Nuestra columnista nos anuncia algunos de los principios que imperarán en el año que está pronto a comenzar. Advierte que no será fácil, que la influencia de la Cabra de Madera del Zodiaco Chino no facilitará las cosas, pero nos aconseja qué hacer, tal como lo hace en profundidad en su libro “Horóscopo 2015”, de Editorial Planeta.

Por Carla Ingus

Paula González es una autodidacta del tarot egipcio y connotada numeróloga que viene de una familia donde la magia siempre estuvo presente. Por años fue panelista estable del matinal Buenos Días a Todos (TVN), donde logró ser un rostro reconocido y de consulta frecuente, no sólo en el aspecto de los números sino en el horóscopo. Columnista desde hace 3 años de nuestra revista, todos los años publica un asertivo libro del Horóscopo con Editorial Planeta, donde prepara una guía de consejos destinados a exprimir lo mejor de tu año de acuerdo a tu signo y sexo.

Pero el 2015 no será cualquier año. Impera desde el 19 de febrero la Cabra de Madera, un animal que muchos catalogan como precipitado.

Paula advierte que es un año un tanto difícil porque pondrá a prueba el control que tengamos sobre nuestras emociones y sentimientos. "Será como si los siete pecados capitales anduviesen sueltos", advierte.

Desde distintos ángulos, pero manteniendo la numerología mágica como eje, Paula nos aproxima al año que se avecina.

 

El animal: La cabra de madera
Podemos esperar un año lleno de grandes cambios, de luchas para lograr metas importantes, de desarrollo y de un deseo mayor de espiritualidad.

Traerá crecimiento familiar, con una expectativa mayor de que los nacimientos sean femeninos. Las mujeres tomarán un rol más importante y más potente en el día a día, logrando mayor estabilidad y desarrollo en base a mucho sacrificio y trabajo. Los hombres se potenciarán más en temas de desarrollo personal y profesional, lo que producirá crecimiento más de forma independiente que dentro de grandes empresas.

 

Liberación de emociones sin control
El año 2015 estará marcado por la liberación de las emociones y los sentimientos, lo que puede sonar muy interesante, pero en la práctica si no hay un control sobre ello la vida podrá tornarse un poco difícil, debido a la falta de sentido común en las decisiones.

No será un año fácil; traerá momentos de mucho dolor y de grandes complicaciones, enfrentamientos, angustias y falta de piedad. Será importante desarrollar fe y confianza, creer, ayudarse y apoyarse para salir adelante.

El mundo todavía estará muy lejos de alcanzar paz, se notará que los grandes intereses serán codiciosos y ambiciosos, lo que producirá enfrentamientos no sólo políticos, sino también religiosos.

Surgirá, sin embargo, un movimiento por la paz y el equilibrio, que se manifestará con mucha fuerza en todo los países.

Para Chile no habrá grandes cambios, pero se polarizará mucho más la política, la economía todavía sufrirá momentos difíciles, se levantarán con más fuerza los movimientos sociales pidiendo justicia. Sin embargo, las personas estarán con grandes deseos de salir adelante y superar las dificultades.

 

En números
Una buena forma de saber cómo viene este 2015 es sumando cada uno de sus números para obtener el número del año:

 

2 + 0= 0, lo que significa que a pesar de las situaciones complejas a las que nos vemos enfrentados deberemos actuar con objetividad y pragmatismo.

2+0+1= 3, (el amor), lo que significa que en cada decisión deben primar nuestros mejores y más nobles sentimientos para no causar daño ni dolor.

2+0+1+5= 8, (la justicia), lo que significa que a medida que vayamos tomando decisiones, la equidad y la justicia divina nos protegeran de los males del hombre (extracto del libro Horóscopo 2015).

La última forma de sumar el 2015 es de nuevo de atrás hacia adelante, pero en cifras completas 0+15=15, que significa que las controversias del mundo afectarán nuestra forma de actuar, presionándonos a reaccionar de forma poco práctica y a veces sin conciencia.

15+0+2= 17, (la esperanza) que significa que siempre habrá un rayo de luz, una alternativa positiva y una oportunidad de salir adelante.