Horóscopos

Tocar madera: El origen y efectividad de una de las más famosas supersticiones

Y es que esta creencia es una de las más famosas y tradicionales y casi nadie se resiste a tocar tres veces una madera, como una manera de evitar que, algo que te están contando, que te parece de muy mala suerte, también te ocurra a ti.

 

Imagen foto_0000002220130515171935.jpg
Imagen: Getty

 

Te has visto alguna tocando madera para evitar la mala suerte, aun cuando no te consideres una persona supersticiosa.

 

Y es que esta creencia es una de las más famosas y tradicionales y casi nadie se resiste a tocar tres veces una madera, como una manera de evitar que, algo que te están contando, que te parece de muy mala suerte, también te ocurra a ti.

 

Los mitos son interpretables así un suceso ha podido originar una creencia irracional, un mito que se ha ido extendiendo. Es por esto que hay mitos y supersticiones muy extendidos y otros que prácticamente solo se conocen a nivel local. Este es uno del primer grupo, ya que es conocido mundialmente.

 

Según explica un artículo de www.esoterismos.com, al ser interpretables tienen a veces un origen variopinto, según la zona en que sea conocido, por eso acá te mostramos varias interpretaciones sobre esta conocida superstición.

 

Tocar madera

El origen de la superstición de tocar madera como antes decíamos no es único sino que hay varias hipótesis. En general la creencia extendida es que tocar madera desvía la mala suerte.

 

La madera ya era usada por las civilizaciones antiguas elemento de la naturaleza, los griegos pensaban que el dios Zeus se relacionaba con el roble.

 

Los celtas como muchas otras culturas antiguas eran animistas, pensaban que objetos comunes y elementos de la naturaleza como los árboles tenían alma. Los dioses representaban sus dioses en la tierra. Tocar madera para los celtas era una forma de alejar la mala suerte y atraer la protección.

 

En los árboles según la mitología celta habitan duendes y hadas. En Irlanda dar pequeños golpes en un árbol simboliza dar las gracias a los duendes.

 

Los pueblos cristianos atribuían la protección de la madera a la cruz de Jesús. El tocar madera simbolizaba una forma de súplica para pedir protección.

 

Otras hipótesis sobre la superstición de tocar madera, nos llevan al siglo XIX, cuando se jugaba un juego llamado Knock On Wood, tocar madera era como considerado territorio  neutral, como en los jugos de niños se dice "esto es casa" y en ese lugar nada  malo ocurre.

 

Tocar madera sin patas.

Otra variante de esta superstición se relaciona con tocar madera de una puerta, un cuadro, no vale una mesa, o unas sillas. Esta última parte no se sabe si es para dificultar aún más la tarea de tocar madera, así que si alguien necesita tocar madera y no tiene una puerta, cuadro o árbol a mano se suele tocar la cabeza.

 

Muchas personas que aparentemente no creen en supersticiones, se sorprende tocando madera por algo que les contaron. ¿Te ha ocurrido?