La serpiente en el mundo: los significados, costumbres y misterios del nuevo año Chino

El secreto de qué nos deparará el 2013 puede que esté en el horóscopo, sin embargo, todavía quedan once meses en los que la serpiente paseará su suerte, ya sea en China o en todo el mundo.

 

 

Imagen
Imagen: Getty 

China da la bienvenida a un nuevo año. Después de doce meses bajo el influjo del Dragón, las vacaciones más importantes en el calendario asiático se celebran en febrero, que recibe con las puertas abiertas a turistas, familiares y emigrantes para conmemorar el Año de la Serpiente el 10 de febrero.

 

Así, los desplazamientos en esta época del año se disparan considerablemente, otorgándoles por derecho propio el título de la mayor migración anual del planeta, con una previsión por parte del gobierno chino de más de 3.400 millones de viajes en las próximas seis semanas.

 

Sin embargo, no todos pueden cumplir con la tradición, que obliga a regresar al hogar sea como sea para celebrarlo con sus familias, y deben sacarse las castañas del fuego, reinventando la conmemoración acompañados de nuevos amigos.

 

Es el caso de Joey Jin, afincada en Madrid y profesora de chino en el Centro de Cultura Han, que lleva tres años fuera de su Beijing natal celebrando la bienvenida del nuevo año.

 

"El primer año lo celebré en Salamanca con una amiga mía de Beijing, encargamos comida china en un restaurante y vimos la gala del festival de primavera en mi casa", asegura Jin, que confiesa que aunque pasar el año nuevo chino en un país extranjero es bastante tranquilo y un "poco aburrido", es una experiencia "muy especial" para ella.

 

Y es que, cada vez son más, los emigrantes chinos que situados a miles de kilómetros de su tierra, buscan una alternativa a las celebraciones de la Fiesta de Primavera, como también se denomina al Nuevo Año Chino.

 

UNA FECHA MUY SEÑALADA.

El calendario chino surge, según la tradición, alrededor del año 2637 antes de Cristo, con la introducción de cinco ciclos de doce años regidos por cinco elementos (agua, madera, fuego, metal, tierra) y doce animales.

Mientras 2012 celebraba la bienvenida del Dragón, 2013 recibe a la Serpiente, continuando los festejos que llevan a millones de chinos a desplazarse hasta la casa familiar año tras año.

 

Sin dulces específicos durante el Festival de Primavera, la familia más cercana, excepcionalmente la ampliada de padres con varios hijos y cónyuges, cenará raviolis como tradición, y no faltará el pescado, sinónimo de bonanza.

 

Ya sea en Perú, Inglaterra, Colombia, Estados Unidos, México o Brasil, los chinos afincados en el extranjero, tratan de reunirse con sus compatriotas vecinos, y realizan pequeños festejos, en los que nunca faltan petardos y fuegos artificiales, que tienen como función alejar los monstruos y los malos espíritus.

 

"Unos días antes la familia debe limpiar la casa entera, sobre todo los techos, y pegar el carácter "fú" en las ventanas, que significa "feliz" literalmente, pero que en este caso, es como decir "muy buena suerte", explica Jin sobre la bienvenida del año nuevo, donde los regalos abundan, sobre todo, para los más mayores, ya que en China es muy importante expresarles el máximo respeto durante estas celebraciones.

 

Además, es de vital importancia visitar tanto a la familia paterna como la materna, algo a veces imposible por los miles de desplazamientos que se producen durante estas fechas y que dificulta enormemente encontrar el billete de tren, avión o autobús, produciendo aglomeraciones en las estaciones que colapsan el país.

 

LAS PREDICCIONES DEL 2013.

Pero si hay alguien que se toma en serio la llegada del Año Nuevo Chino es la famosa astróloga, poeta y escritora argentina Ludovica Squirru, que ya se encuentra en promoción de sus predicciones para 2013.

 

En su país natal, como siempre que comienza el año, el "Horóscopo Chino" de Squirru se sitúa entre los libros más vendidos de no ficción, pero sus augurios son recibidos no sólo en Latinoamérica, sino fuera de sus fronteras.

 

Las predicciones de Squirru, que ha publicado más de una veintena de libros en torno a diversos temas relacionados con la astróloga y las místicas orientales, son toda una referencia para sus lectores más fieles.

 

El secreto de qué nos deparará el 2013 puede que esté en el horóscopo, sin embargo, todavía quedan once meses en los que la serpiente paseará su suerte, ya sea en China o en todo el mundo.

 

Fuente: EFE