El ángel que todos tenemos cerca: descubre cuál es el tuyo y cómo encontrarlo

Si alguien quiere saber cómo se llama su ángel de la guarda debe buscar un lugar especial en su hogar y hacer un pequeño altar y colocar, lo que para esa persona represente lo que es un ángel. Entonces, debe pedirles a ellos y a Dios que le permitan conocer quién o quiénes son sus protectores. Para ello debe tener un papel y lápiz a mano y escribir todo lo que ocurra.

 

 

Imagen foto_0000002220121030171955.jpg
Imagen: Getty

Comunicarse con los ángeles es mucho más fácil de lo que la gente cree y se les puede pedir desde protección hasta ayuda para afrontar situaciones difíciles como la actual crisis económica, aunque si de amor se trata, entonces hay que invocar al arcángel Samuel. Eso es lo que afirma la colombiana Ana Mercedes Rueda, que reside en Connecticut, un estado cercano a Nueva York y que dice contar, desde 1993, con la capacidad de canalizar mensajes de los ángeles.

 

La colombiana residente en Connecticut (EE.UU.), Ana Mercedes Rueda, es una periodista que ha trabajado en radio, televisión y en diversas revistas, así como en varios puestos de jefa de prensa y directora de comunicaciones de organizaciones privadas. Ella dice contar con la capacidad de canalizar mensajes de los ángeles desde el año 1993 y también afirma que todos tenemos un ángel de la guarda al que podemos recurrir "para lo que sea", seamos o no creyentes.

 

"Ellos están muy cerca de nosotros y lo que tenemos que hacer es tener la intención, sentir el deseo, primero que todo, y luego pedirles de la manera más sencilla, diciendo 'por favor angelitos ayudenme con tal cosa' y ya con eso le das el permiso de entrar a tu vida", comenta en una entrevista con EFE-REPORTAJES en la ciudad de Nueva York.

 

"La gente tiene el concepto de que es muy difícil, pero en realidad es muy fácil porque todos tenemos angelitos que nos acompañan. Lo importante es pedirles porque si no lo haces, ellos no pueden violar nuestro libre albedrío", asegura esta bogotana, quien describe a los ángeles como "seres de luz".

 

Todos tenemos uno 

Incluso los que han delinquido tienen un ángel, asegura la experta, que señala que esas personas tienen "energía negativa", pero los ángeles "no les van a rechazar. Ellos no distinguen. Son puro amor".

 

"Lo que pasa es que no va a haber una relación directa con ellos y no van a poder actuar en la vida de esa persona", señaló Rueda, cuya relación con los ángeles comenzó un día de septiembre hace ya más de quince años, cuando "de repente sintió una presión a la altura del corazón".

 

Al llegar a la oficina lo comentó con una compañera -quien tenía comunicación con guías, aunque Rueda no lo sabía- y, al escuchar lo sucedido, le dijo que sus canales de comunicación con los ángeles se habían abierto y estaba empezando a tener ese contacto.

 

Aunque se sorprendió, a partir de ese día comenzó su proceso de entrenamiento con los ángeles, a través del cual aprendió a manejar las energías para llevar a cabo la canalización de sus mensajes por escrito y verbalmente.

 

"Nunca tuve miedo. Por el contrario, siempre me sentí tranquila y deseosa de establecer un contacto cada vez mayor con los seres de luz", aseguró Rueda.

 

Los ángeles son habitualmente considerados como los mensajeros entre el cielo y la tierra, además de ser para muchas personas y de diferentes religiones, como sus guardianes o protectores. El origen etimológico de la palabra "ángel" se encuentra en el griego "angelos" con el significado de mensajero.

 

Si alguien quiere saber cómo se llama su ángel de la guarda debe buscar un lugar especial en su hogar y hacer un pequeño altar y colocar, lo que para esa persona represente lo que es un ángel. Entonces, debe pedirles a ellos y a Dios que le permitan conocer quién o quiénes son sus protectores. Para ello debe tener un papel y lápiz a mano y escribir todo lo que ocurra.

 

Rueda asegura que, si se trata de amor, entonces hay que recurrir al arcángel Samuel. "Los arcángeles son como los jefes de los ángeles, son un poquito más elevados que los ángeles, que están más cerca de nosotros y en esa categoría está Samuel o Shamuel, el arcángel del amor, de las relaciones sentimentales", indica también.

 

El arcángel Samuel puede ayudar en una relación de pareja o ayudar a encontrar pareja. "Se le puede pedir que muestre el camino a esa persona que puede llegar a tu vida, o ayudar en la relación", comenta la experta.

 

Para las crisis 

Los arcángeles, además, tienen asignadas responsabilidades especiales, según señalan quienes creen en ellos y en la protección que dan a los hombres. Así, mientras Miguel proporciona paciencia cuando más se necesita, Samuel representa el amor.

 

"Siempre le digo a la gente que trabaje mucho con el arcángel Samuel, representado por el rosado, el color del amor. Se puede visualizar una luz rosada o un ángel rodeado por luz rosada, que es la imagen que va a proyectar para que se le reconozca", indica.

 

"Se le debe pedir ayuda con fe, porque es la que hace que las cosas se den", dice, aunque advirtió que, para aquellos impacientes, "hay personas para las que todo se da muy rápido y hay otras para las que se toman más tiempo. Lo importante es mantener la fe de que te van a dar lo que necesitas, y así se hará", afirmó.

 

"El tiene una energía, un aura color rosado que identifica el amor", comentó y aseguró que en este momento de crisis económica, que afecta las relaciones de pareja, el arcángel Samuel también puede intervenir.

 

"Podemos trabajar con los arcángeles Samuel y Miguel para que el primero ayude que el diálogo y la comunicación se mantenga en la pareja, y el segundo muestre el camino para encontrar la salida más factible a la crisis de la pareja, causada por el factor económico", señala la periodista.

 

Para comunicarse con ellos, deben encender una vela azul y otra rosada e, incluso, pueden "llamar" a los ángeles guardianes de la pareja para que les ayuden a encontrar el camino que más le conviene.

 

Otros arcángeles que, según los estudiosos, reconfortan cuando se les necesita son: Gabriel, que proporciona esperanza; Rafael, que induce a la creatividad y a la curación, y Uriel, que nos lleva a ver las cosas con más claridad, según el libro "Angeles guardianes y guías espirituales: Contacte a la Ayuda Celestial", del estadounidense Richard Webster.

 

Fuente: EFE