Deliciosas galletas de jengibre

INGREDIENTES

  • 2 1/2 tazas de harina común (multiuso)
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de soda
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 4 cucharaditas de jengibre molido
  • 1/4 cucharadita de clavos molidos
  • 6 cucharadas de aceite vegetal
  • 6 cucharadas de mantequilla muy suave
  • 1 taza de azúcar, más un poquito más para rebozar
  • 1/4 taza de melaza
  • 1 huevo grande

PREPARACIÓN

Coloca la rejilla del horno en la posición del medio o un poco más baja y calienta el horno a 350°F.

En un tazón mediano, bate con un batidor de alambre la harina, el bicarbonato de soda, la sal, el jengibre y los clavos; reserva.

En un tazón grande, bate con un batidor de alambre el aceite, la mantequilla y el azúcar hasta lograr una mezcla sin grumos. Agrega la melaza y bate, luego agrega el huevo y vuelve a batir; vierte la mezcla sobre los ingredientes secos e incorpora.

Forma porciones de 2 cucharadas con la masa y reboza cada galleta en un poquito más de azúcar, si así deseas. Coloca las galletas a unas 2 1/2 pulgadas de distancia de cada una.

Hornea hasta que se hinchen un poco, se doren por los bordes y comiencen a crujir, unos 10 minutos. Retira del horno y deja reposar en la bandeja para hornear para que se cuajen ligeramente, un par de minutos, y luego traslada las galletas a una rejilla de alambre para que se enfríen por completo. Una vez frescas las galletas se pueden conservar en un recipiente hermético por hasta una semana.