Cremoso helado de mantequilla de maní en 5 pasos

Ten esta cartita bajo la manga para cuando te quedas sin helado en el refrigerador.

Siempre es placentero encontrar helado en el refrigerador, pero cuando no te quedan provisiones, o tan sólo quieres probar un sabor poco común, recuerda que también puedes preparar helados caseros.

La llegada del verano en el hemisferio sur es inminente y si quieres refrescarte de manera sana, te dejamos esta receta de helado de mantequilla de maní. Agrega tus toppings preferidos y sorprenderás a todos.

Helado de mantequilla de maní

pinacoladaicecream010a.jpg

peanutbutterandpeppers.com

Receta de thelittleepicurean.com

Ingredientes

  • 2 tazas de crema batida
  • 1 taza de leche
  • 1/2 taza de azúcar
  • 6 yemas de huevo
  • 3 cucharadas de mantequilla de maní cremosa
  • pizca de sal
  • maní, chips de chocolate y conos de galleta para decorar

Instrucciones

  1. En una olla, mezclar la crema, la leche y un poco de azúcar hasta que hierva. Retírelo del calor.
  2. En un bowl, mezclar el 1/2 taza restante de azúcar y las yemas de huevo. Vierta la leche caliente en la mezcla de yema de azúcar. Una vez que se haya agregado toda la leche, transfiera la mezcla nuevamente a la olla.
  3. Colocar la olla a fuego medio y revolver hasta que la mezcla alcance consistencia, o cuando esté a 180 grados F en un termómetro de cocina. Dejar que la mezcla se asiente durante 5 minutos para pasteurizar las yemas de huevo. Agregar la mantequilla de maní y la sal. Revolver para combinar hasta que la mantequilla de maní se haya disuelto. Dejar reposar de 5 a 10 minutos y deje que se enfríe un poco.
  4. Colar la mezcla y transfiera a un recipiente hermético. Deje madurar en la nevera durante la noche.
  5. Congelar la mezcla de mantequilla de maní en el refrigerador. Una vez que el volumen haya aumentado a la mitad y haya alcanzado una consistencia suave, transfiera la mezcla a un recipiente hermético y déjela endurecer en el congelador por al menos 30 minutos antes de servir.