¿Qué demonios es la comida flexitariana?

Vegetearianos en la medida de lo posible, esa sería una definición. Veámoslo en este reportaje.

Siendo una persona que sabe de alta cocina solo por lo que ve en la TV, donde mis mayores logros gastronómicos es que unos Caracoquesos me queden buenos, es que me encontré con un concepto que no había escuchado jamás: “Flexitarianismo“.

Un restaurante que tiene pocos meses de vida en la comuna de Vitacura en Santiago de Chile, frente a Lo Castillo, llamado Mercadobar se ofrece bajo este contexto. Una pequeña búsqueda en Google me arroja que el concepto trata de “ser flexible en la forma en que se es vegetariano” ¿Algo así como “en la medida de lo posible”? Ok, es momento de conocer este lugar y hablar con el dueño.

José Francisco García tiene una productora que ha hecho varias cosas, como teleseries que tuvieron alto impacto, pero su felicidad estaba en otro lado, en poner un local de comida sana y bueno… flexitariano.

El me explica que viviendo en Los Angeles, Estados Unidos, conoció lo que era vivir bajo una cultura de comida sana, donde además otros aspectos del día a día entran para lograr tener un mejor estilo de vida.

photo201711241138051.jpg

Nunca se supo flexitariano hasta hace no mucho, donde descubrió este concepto que, de verdad no va mucho más allá de lo descrito anteriormente. Sus banderas de lucha son contra el azúcar, que para él es literalmente “veneno”, además de ofrecer un espacio donde se haga culto a la vida sana. Es por eso que en este local se sacan las mesas y se hace Yoga en las mañanas, mientras que en las noches han alojado hasta campeonatos semi profesionales de cacho. Se toman muy enserio eso de ser flexibles.

En un principio no quería ofrecer carne en su menú, pero eso le suponía un problema porque su público, principalmente mujeres, les contaban que no podían llevar a sus parejas porque encontraban que era “demasiado sano”. Eso le supuso un desafío a José Francisco y claro, no iba a ofrecer carnes rojas pero si podía flexibilizar su oferta. De ahí nace la idea de promocionarse como tales, como flexibles, como “flexitarianos”.

photo20171124113813.jpg

Lasagna de berenjenas, pebre y vegetales

Algunas consideraciones sobre el menú: nada tiene azúcar, insisto, para ellos es veneno. Se trata que en lo posible todo sea orgánico, les encantaría poder decir “100% orgánico”, pero por el contexto país es imposible asegurar que todo lo va a ser. “Muchos proveedores no parecen manejar que es ser realmente orgánico o simplemente mienten” nos cuenta. Lo otro es que si tienes problemas con el gluten, ya sea una sospecha o una alergia grave, ellos tienen opciones. Ojo, si avisas con anticipación hasta hacen áreas totalmente separadas para cocinar, así evitan la contaminación cruzada. Lo mismo pasa con la carne, ningún implemento con el que se manipule se ocupa en un plato vegetariano o vegano.

Como dato interesante, hasta tienen tragos sin gluten y ¿habían visto este vodka? Yo al menos, jamás, pero esos detalles son los que llaman mucho la atención.

photo20171124113801.jpg

El lugar está a la altura de quienes esperen un espacio tranquilo, donde incluso hay un sistema que da todo el día sonidos de pájaros o agua. Una locura, pensé al principio, pero logra su cometido de ser inmersivo y sí, te hace entrar en onda. Todo muy verde, con el ruido del exterior muy bien aislado.

Además es bonito, lleno de plantas, bien cuidado, con mucha atención al detalle y como hacen hasta presentaciones de baile, porque son flexibles, no se aferran mucho al orden, todo se puede mover.

photo20171124113809.jpg
photo20171124113745.jpg

Yo soy carnívoro, lo menos zen del mundo y me encantó el lugar, encontré mucha calma y sabores exquisitos que además tenía la certeza de que eran sanos y de poco impacto calórico.

Me podría acostumbrar a esto, el flexitarianismo me ofrece un lugar donde puedo convivir con mis amigos veganos, vegetarianos, intolerantes al gluten, en dieta y en no dieta. Fantástico.

Denle una oportunidad a esta opción, aquí no tratan de evangelizar a nadie con sus ideales, solo demostrarte que se puede comer muy rico y a la vez ser muy sano.

photo20171124113756.jpg