El restaurant pop up que lucha contra el estigma del VIH

Esta iniciativa comenzó en Toronto, pero sería hermoso que se replicara en el resto del mundo para derribar los mitos en torno al SIDA.

A pesar de que estamos en el siglo XXI muchas personas todavía creen, o temen, contagiarse del virus del SIDA a través de un apretón de manos, o estando frente a alguien que estornude.

Es por eso que nunca está demás aclarar que esta enfermedad sólo se contrae al compartir fluido seminal, vaginal y a través de la sangre, y un intento por romper con los estigmas es que Casey House, un hospital canadiense, abrió un restaurant itinerante en el que sólo cocinan personas con VIH-positivo.

La idea nació luego de que la misma institución realizara una encuesta para averiguar si es que las personas comerían algo que hubiera sido cocinado por alguien con SIDA, a lo que la mayoría respondió que no. Entonces, se transformó en una oportunidad para derribar el mito.

Esta iniciativa comenzó en junio y se repitió a principios de noviembre, cada plato costaba $125 y se agotaron rápidamente. Si te hubiera gustado asistir, no te preocupes porque puedes hacer donaciones por medio del sitio web.