Supermercado alemán quita todos los alimentos extranjeros de sus estanterías

Cuando los clientes ingresaron a Edeka, en Hamburgo, estaba casi vacío, pues sólo habían productos nacionales.

Todo lo que quedaba en las góndolas la red de supermercados Edeka, en Hamburgo, eran productos fabricados en Alemania, por tanto no había aceitunas de España, quesos franceses, ni yogur griego.

abboktaliteedekabrueggendickbraunlagedcm150430041web.jpg

Los clientes desconcertados miraban a todas partes, sin entender que esta acción no significaba que se hubieran olvidado de reponer los productos, sino que tenía un mensaje entre líneas.

En las paredes de la tienda había carteles que decían: “Así de vacía se ve una estantería sin extranjeros”, o “Este estante es bien aburrido sin la variedad”.

Respekt #edeka #hamburg

A post shared by Konstantinos Pappas (@konstantinospappas) on

Esta tienda de Edeka, quiso demostrar lo que provoca el racismo y optó por quitar todos los productos de origen extranjero, para hacer una declaración sobre la diversidad étnica. Sin embargo, la compañía todavía se refiere al tema de manera oficial.