Gourmetour: El recorrido gastronómico pionero en Instagram Live

Es el primer programa transmitido a través de redes sociales que busca los mejores restaurantes para comer en Santiago de Chile.

Gourmetour es el primer programa gastronómico transmitido a través de Instagram con formato de Social TV, esto quiere decir que permite la interacción simultánea con los espectadores, pues permite conocer de forma los comentarios, recomendaciones y la reacción de la audiencia, en el momento.

La bloguera gastronómica Alejandra Mulet, junto al periodista Jaime Boetch, son los protagonistas de este tour gourmet que salió al aire hace dos meses. Lo que buscan es dar a conocer la gran variedad de opciones para comer en la región Metropolitana, ha quedado demostrado en sus videos, abarcando restaurantes de mantel largo, sándwich en la Vega, probar tragos y comida tailandesa.

Comenzaron hace dos meses, tienen más de 680 seguidores en Facebook, pero sus videos tienen en promedio más de 2.000 reproducciones. Los resultados de esta primera parte del programa los ha motivado a pensar en la segunda temporada que grabarán a partir de septiembre de este año.

Los acompañamos en la grabación del séptimo capítulo de la primera temporada, que se llevó a cabo en el restaurant Hollywood Sushi, para conocer más acerca del proyecto.

img7165.jpg

-¿Cómo nació la idea de armar un programa de televisión a través de internet?

Alejandra: Con Jaime fuimos compañeros en la universidad y nos perdimos un poco, pero nos volvimos a encontrar en una tienda de vinos hace un tiempo, hablamos de la televisión y él me dijo: “lo que viene es la tv digital a través de redes sociales”.

Jaime: Dimos el examen de grado en juntos en la universidad y desde ahí que siempre quisimos trabajar en algo los dos. Entonces se dio la oportunidad y quisimos unir la pasión de cada uno, la de la Ale es la comida, porque es food blogger; y la mía, la televisión, ya que he trabajado detrás de cámara toda mi vida.

-¿Por qué eligieron transmitirlo a través de Instagram?

J: En Instagram la gente comparte fotos de comida, son más foodie, les gusta el mundo de la gastronomía. Elegimos Instagram porque es una red social visual por excelencia y yo creo que la comida cabe ahí de manera natural, porque puedes tomar fotos cuadradas y el celular permite hacerlo de forma cenital.

A: Hemos llegado a tener más de 4 mil reproducciones, que es harto porque tenemos poco más de 680 seguidores. Lo más divertido es cómo la gente participa en vivo, comenta, hace preguntas. Tenemos un promedio de 100 espectadores en el momentoviéndonos a través del celular. Eso me gusta de Instagram.

-¿Han visto referencias de este tipo de contenido en otros países? ¿Cómo se inspiraron?

A: Somos pioneros, somos los únicos que estamos en Chile haciendo Social TV. Además, en el mundo foodie estamos siendo bastante innovadores, no he visto nada como esto.

J: Estamos haciéndole caso a lo que quieren las redes, porque las redes quieren construir, canales, quieren construir medios, pero pocos toman el llamado, nosotros lo tomamos de manera profesional. Esto es un formato televisivo de verdad y debe cumplir con algo fundamental que es la periodicidad, los viernes la gente que está en la oficina se permite salir a comer fuera, entonces busca alternativas y sabemos que si creamos el hábito, no podemos fallarles.

-¿A qué se refieren con el concepto Social TV?

A: Nos acomodaba este formato y nos lanzamos no más. No requiere mayor producción previa, no necesitamos guión ni nada porque la conversación va fluyendo y el mismo público es el que nos ayuda a construir el contenido.

J: A mí siempre me ha interesado la Social TV, que finalmente, es lo que democratiza la experiencia de ver tele. Hoy en día todo lo que existe es ex post, o sea, sacan la foto o graban el video y te lo muestran después de que se consumió el producto, no existe nada sobre la experiencia en vivo de comer.

-¿Cómo eligen los restaurantes? ¿Deben cumplir algún requisito?

J: Nos preocupamos de tener variedad de locales, porque creemos que la región Metropolitana se está convertiendo progresivamente en un polo muy actractivo en cuanto a gastronomía, por eso pasamos por el restaurante italiano el Da Carla, donde comió Sting y Mick Jagger y también hemos ido a la sanguchería Donde el Nano, en la Vega, no deben cumplir con ningún requisito más que ser recomendables.

 -¿Cómo ha reaccionado el público ante este nuevo formato de televisión?

A: Después de que transmitimos en vivo por Instagram nos aparece en la pantalla la cantidad del espectadores durante la transmisión, recién tuvimos 106 espectadores y estuvimos 39 minutos al aire. Después subimos el video completo a Facebook y ahí tenemos todas las métricas.  Nunca nos imaginamos el impacto que íbamos a generar, nos escriben mensajes de México, Atenas, Rusia, nos felicitan, quieren salir a comer con nosotros. El único tema complejo, ha sido el financimiento.

J: Lo importante de la transmisión en vivo es que se ha desarrollado la opción de almacenaje, así es que grabamos en streaming y luego lo subimos a Facebook. Lo que hacemos siempre es publicar un teaser, o preview, en Twitter e Instagram para que la gente sepa. Se han acostumbrado, eso es lo que más valoro, hay gente que espera que transmitamos cada viernes a las 13:30 horas. El espectador quiere ver los platos, quiere saber si la comida es tan rica como dicen y quiere ver la cara de la Ale probándola.

-¿Se proyectan llevando el programa a la televisión abierta o al cable?

A: Lo hemos conversado, no nos cerramos pero no nos interesa tanto la teleEn redes sociales, con la transmisión en vivo, tenemos el valor agregado de la interacción en vivo, eso la tele no lo tiene y para nosotros es importantísimo que la gente se tome el tiempo de estar con  20 minutos o 30 minutos, comentando, interactuando. Eso es invaluable. Si nos fuéramos a la televisión sería perder eso. El otro día nos preguntaban si queríamos abrir un canal de Youtube, pero tampoco está dentro de nuestras prioridades hoy día.

J: Los dos creemos en la democratización del contenido, creemos en los prosumer, esto quiere decir que las personas son productoras y promotoras del contenido. Entonces eso hacemos, abrir la puerta para que las personas hagan el contenido con nosotros, para que la pauta de preguntas sea compartida. Esto no solo genera fidelización, sino que a la vez va armando el contenido, nos encanta. Esto ya no sucede en la televisión actual, en los 90 cumplía esa función: la gente levantaba el teléfono y la tele la atendía, abría las vías, pero hoy en día le cuesta mucho hacer eso. Esto es un update y un upgrade en el sentido de que se puede hacer mucho mejor . Yo creo el valor verdadero de la televisión social por definición es que la creas y la compartes con el otro.