Cómo hacer tequeños en 6 simples pasos

Este aperitivo tradicional de Venezuela es perfecto para el desayuno, como merienda y es un infaltable en todo tipo de fiestas.

Los tequeños son unas masitas rellenas de queso, similares a los mozzarella sticks. la receta original proviene de Venezuela, pero también se comen en Perú, Colombia y Panamá, aunque actualmente se pueden encontrar en casi todo el mundo.

Estos bocadillos de queso, se pueden hacer fritos o también horneados, no requieren mayor expertise en la cocina, pues solo se necesita queso y los ingredientes para la masita que lo recubrirá.

En algunas lugares los acompañan con salsa, o puré de palta, pero lo más importante es comerlos una vez que estén listos para disfrutar del placer del queso fundido en su interior. Son ideales para el desayuno, comida de media tarde o para fiestas.

Tequeños venezolanos

tequec3b1osconsalsaguasacacavenezuelancheesestickswithgreensauce6of71024x682.jpg

Receta de quericavida.com

Ingredientes  

  • 450g de queso
  • 2 tazas de harina de trigo multiusos
  • 5 cucharadas de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 4 a 5 cucharadas de agua fría
  • 4 tazas de aceite de maíz (para freír)

Instrucciones

  1. Corta el queso en tiras de 3/4 pulgadas de ancho por 2 3/4 de pulgada de largo aproximadamente.
  2. Sobre una superficie plana, coloca la harina en forma de corona con un hueco en el medio, en donde añades la mantequilla y el huevo. En un pequeño envase mezcla la sal, el azúcar y el agua fría. Agrega poco a poco la mezcla de agua a la harina y amasa con los dedos hasta que esté suave y no se pegue a los dedos. Haz una bola y déjala reposar al menos 1/2 hora a temperatura ambiente.
  3. Espolvorea harina en una superficie plana y con la ayuda de un rodillo extiende la masa hasta formar un cuadrado de aproximadamente 1/8” de espesor. Luego corta en tiras uniformes con la ayuda de un cuchillo filoso.
  4. Coloca el queso en un extremo de la tira de la masa y envuelve hasta llegar al otro extremo (cubre completamente el queso). Sella los extremos con los dedos para evitar que el queso se salga al freírlo.
  5. Calienta el aceite a fuego alto en un sartén para freír. Cuando el aceite este caliente baja el fuego a medio. Con cuidado, fríe los tequeños hasta que estén doraditos y crujientes.
  6. Coloca en un papel absorbente de cocina para extraer el exceso de aceite y ¡a comer!