Procedimiento pionero en Europa busca tratar las alergias alimentarias

La Inmunoterapia Oral es el nuevo método para tratar controlar los alérgenos. Es de esperar que se extienda pronto al resto del mundo.

Las alergias alimentarias forman parte de las vidas de muchos niños y de sus familias. Este tema es mucho más común de lo que se piensa, así lo demostró un artículo del Haffington Post Español, pues sólo en España, un 5% de la población padece de esta condición.

Esto quiere decir que de los 406.556 niños nacidos en 2016 en ese país, unos 5.000 son alérgicos al huevo, mientras que otros 3.000 a la leche, los dos alimentos que más alergias provocan y sus consecuencias van desde pequeñas ronchas en la piel, picazón o hasta un shock anafiláctico.

cremacaseraparatrataralergiasenlapiel2.jpg

En España, al igual que en todo el mundo, este tipo de patologías se ha transformado en un problema de salud pública, pero en ese país en particular la situación ha propiciado la creación de la primera Guía Mundial sobre la Inmunoterapia Oral.

Este tratamiento consiste en la exposición o ingesta, de manera gradual, bajo supervisión médica, de aquellos alimentos a los que las personas son alérgicas.

alergialeche.jpg

“Este trabajo constituye una gran esperanza para curación de alergias alimentarias, pues se pretende que la Inmunoterapia Oral sea una alternativa a la dieta de evitación de leche o huevo seguida hasta el momento”, dijo el doctor Antonio Martorell, jefe de la Unidad de Alergología del Hospital General universitario de Valencia y coordinador de la guía a Huffington Post Español.

Hasta el año 2001, el único tratamiento disponible en era la eliminación del alérgeno, sin embargo, en muchos casos los alimentos muchas veces están presentes en los procesos de fabricación de otros productos.

eggs-1.jpg

 

Por ejemplo los embutidos contienen trazas de leche, o también algunas pastas tienen huevo, o cáscaras de éste. Por tanto, la simple evitación, no es suficiente y en este sentido este tratamiento significa un aporte y un avance.

“Esta guía define las normas para la inclusión de los pacientes a este tratamiento y apunta las recomendaciones para personalizarlo según la gravedad y las expectativas”, afirma la doctora Rosa García, del Hospital Universitario de Ciudad Real.

1357692317.jpg