Pad Thai: Un oasis en el corazón de Providencia

Conocimos uno de los clásicos restaurantes de comida tailandesa de Santiago. Es el lugar ideal para compartir durante el almuerzo o la cena, con la familia o amigos.

A través de una angosta puerta, en la comuna de Providencia, se esconde el restaurant Pad Thai (2006) que te traslada rápidamente a Tailandia.

Tiene tres ambientes, una larga barra de bambú y una piscina en un patio muy verde. La ambientación invita a relajarse y a dejar las responsabilidades del día a día atrás, aunque sea por un rato.

Los platillos de carta se presentan en español y en inglés, por lo que es un buen lugar para invitar a algún amigo extranjero.

Todos los platos tienen su versión vegetariana, e incluso vegana y lo mejor es que se preparan con accesorios de cocina de uso exclusivo para esos fines.

Partimos con una limonada de jengibre ($3.100) y otra de menta. Realmente los sabores se notaban muy frescos en ambas, pero el precio es un poco excesivo.

img6582660x550.jpg

Es muy importante que antes de ordenar, consultes el grado de picor recomendable para cada platillo. De hecho, en el caso del curry se sugiere que se consuma en el grado más bajo de picor, pues el condimento puede ser es muy fuerte para aquellos que no están tan acostumbrados.

De entrada, Por pia pak hood ($4.900), rollitos de masa de arroz fritos, rellenos de verduras con tofu y salsa de ají dulce, el cielo.

Además de Ceviche thai ($5.900), el que incluía camarones ecuatorianos nadando en pepino, menta y lo que al paladar fue una grata sorpresa: leche de coco.

img6587660x550.jpg

De fondo, la especialidad de la casa: Pad thai ($7.900), una preparación con fideos de arroz saltados con tofu, huevo, dientes de dragón, cebollín, maní, salsa tamarindo y pollo. Eso sí, considere pedir con poca salsa tamarindo, o se pierden los sabores de los demás ingredientes.

img6597660x550.jpg

Si se fijan, la salsa de tamarindo casi se desborda del plato.

Otra preparación típica de Tailandia, pero de las zonas montañosas, es el curry. Se puede optar por una versión al wok, que es más cremosa, o también por una más líquida, tipo sopa.

Probamos la versión vegetariana de Kand keow ($7.900), un curry con sabor ácido, a base de leche de coco, con berenjenas asadas, pimiento, albahaca y un tofu tan blando que se derretía en la boca.

img6590660x550.jpg

Al momento del postre, las tentaciones de la carta como piñas bañadas en coco, o bizcocho de cacao relleno de mousse de chocolate bitter y maracuyá, no nos dejaban elegir.

Hasta que optamos por Pumpkin cheesecake ($4.400), hecho a base de zapallo camote, horneado sobre bicocho crocante de galleta, acompañado de helado de avellana y crocantes de frutilla.

Magnífico, los sentidos se olvidan que se trata de un postre de zapallo y el sabor se asemeja al dulce de leche.

img6615660x550.jpg

También nos aventuramos por Té matcha ($4.400), otro postre, pero que no está en la carta­. Con cubierta de chocolate blanco, pero de color verde, relleno de mousse de té verde matcha, con centro líquido de compota de manzana, acompañado de helado de manzana-limón.

jyfajswperd660x550.jpg

Sin duda, es una buena alternativa para comer thai en Santiago y es perfecto para compartir una cena, o almuerzo con familia o amigos.  Está abierto los lunes desde las 19:00 a 00:00 horas, de martes a viernes de 13:00 a 00:00 horas y domingo 13:00 a 17:00 horas.

Ubicación: Av. Manuel Montt 231, Providencia
Más información: padthai.cl