La comida es una obra de arte: Instagram lo sabe

Formas perfectas, detalles increíbles y colores eléctricos. Todo eso puede estar en un plato, además del sabor.

Cuando los platos son muy lindos, es natural que te provoque exclamar: “¡me da pena comerlo, es una obra de arte!”. Pero bueno, tarde o temprano no aguantarás el hambre y se te olvidará la pena.

El aspecto estético de la comida es muy importante. De hecho, cómo luce un plato puede ser determinante en la elección de los comensales. Al fin y al cabo, nadie quiere comer algo que no se vea apetitoso.

Instagram sabe muy bien sobre platos hermosos. Esta plataforma se ha convertido en un espacio ideal para que chefs y aficionados a la cocina puedan compartir su creatividad.

No hay espacio para lo simple: hasta una ensalada de tomate puede ser hermosa cuando la combinas con flores y frutas.

Un huevo es como el sol en esta creación minimalista. La yema en su estado natural, sin trucos.

¿No parece un planeta? Es un postre de chocolate congelado, emplatado con máximo cuidado para mantener la magia.

Ni se te ocurra decir que el zapallito italiano es aburrido. ¿Esta preparación no es suficiente para convencerte?

Ejemplos como estos hay miles. Si buscas inspiración, navega en Instagram y vas a encontrar platos increíbles, hechos por personas con muchísimo talento.