¿Cuáles son las tendencias #foodie para 2017?

Al parecer, la idea de lo natural se mantendrá como una alternativa rica y cool.

Así como pasa el tiempo, también cambia lo que comemos y la forma en que disfrutamos de ciertos platos y bebidas. Si hablamos de cosas dulces, el 2016 ha sido el año del todo vale.

Postres excesivos, cupcakes de unicornio, preparaciones hechas con impresoras a 3D: la tecnología ha tenido muchísimo chinese herbal viagra que ver y claro que canadian pharmacy mall Instagram ha sido la plataforma perfecta para difundir las ideas de los #foodies.

¿Qué viene para el tablets cialis 20mg próximo año? Varios portales viagra online usa han hecho sus apuestas y hoy, hablaremos de las ideas que planteó Harper’s Bazaar UK.

En el artículo, Amy de Klerk hace sus predicciones basándose en la encuesta elaborada por la cadena de supermercados británicos Waitrose, y nos parecen bastante interesantes.

#1 Jugo de sandía

watermelon-3.jpg

healthylivingstyle.net

Siguiendo con la tendencia de lo natural, la sandía acapararía la atención. Probablemente, también esté incluida en smoothies y batidos.

#2 Poké

2-15.jpg

Blog UNOde50

Esta ensalada originaria de Hawaii ofrece una mezcla fresca de pescado crudo marinado con limón, soya y sésamo. Probablemente, los amantes de la comida sana compartirán imágenes comiendo una de estas.

#3 Yoghurt de vegetales

vegetableyogurtdips02.jpg

Cooking with Books

¿Cómo? ¿En serio? Según cost of viagra with insurance la encuesta de Waitrose, el yoghurt hecho en base a vegetales como zanahoria, tomate o betarraga va a ser más popular de lo que pensamos.

#4 Freakshakes

milkshakes-1.jpg

Pinterest

Ya hablamos de ellos y durante los últimos meses de 2016, las redes sociales han comenzado a exhibir estos milshakes gigantes. Habrá que ver hasta dónde se llegará con esta tendencia el próximo año.

#5 Cocktails con olor a perfume

cocktailsv2.jpg

The Perfume Shop Blog

Eso sí que es bizarro, pero tenemos que reconocer que sería interesante tomar nuestro cocktail favorito, o en realidad, olerlo.