A qué se deben los impulsos de comer al estar trasnochada

¿Te imaginas una hamburguesa XL a las 3 de la mañana mientras trasnochas? Entonce no eras la única.

Es común que estudiantes y trabajadores cuando pasan de largo la noche completa haciendo sus deberes o trasnochan varias horas, sufran de impulsos incontrolables por comer alimentos altos en grasas y calorías, como por ejemplo hamburguesas, pizza, papas fritas o preparaciones más caseras pero igual de altas en calorías como carne frita, pastas con mucha salsa o algún tipo de pan, sin embargo ¿sabes a qué se debe esto? Ahora hay una respuesta.

Hambre insaciable

52978190145842f599f8b660x550.jpg

CC Mr. Ducke vía Foter

Un estudio publicado en la revista Sleep consignó que la falta de dormir es directamente proporcional al alza del hambre en las personas. Mediante el estudio de los investigadores de la Universidad de Medicina de Chicago de 14 jóvenes (tanto hombres como mujeres) sobre sus comportamientos, se arrojó que aquellas personas que dormían 4 horas y media sufrían mucha más hambre que aquellos que dormían 7 horas y media.

Tal como señaló Erin Hanlos, investigador en endocrinología al Huffington Post,

Hemos descubierto que la falta de sueño activa una señal que aumenta el aspecto hedonista de la ingesta de comida, el placer y la satisfacción que provoca.

Se concluyó que aquellas personas que durmieron poco estaban más propensos a ingerir galletas, caramelos y comidas chatarras, incluso 2 horas después de haber ingerido su comida normal.

Cuando uno duerme en un promedio de 7 a 8 horas diarias, los niveles de apetito están controlados por el organismo y no hay necesidad de comer más. De esta manera aquellos los alimentos placenteros como los altos en grasas son una manera de reemplazar el placer del sueño.